· ·

La extracción del corcho del alcornoque es lo que se denomina «saca del corcho». Esta saca se hace sobre todo durante el mes de julio, que es el mes en el que el corcho puede ser separado del árbol sin dañarlo. En esta época los trabajadores denominados «corcheros" o «peladores" extraen la corteza del alcornoque cortando con un hacha y uniendo las grietas verticales del corcho.1 Así retiran lo que se denomina planchas de corcho, denominándose también «la pela del alcornoque». El corcho se puede extraer por primera vez cuando el árbol tiene aproximadamente 25 años, pero este dato depende mucho de la calidad de estación, ya que el parámetro a medir es cuando el árbol tenga una «circunferencia altura de pecho» (CAP) mayor de 60 cm sobre corcho. Este primer corcho se denomina bornizo, patrón o corcho de belenes, sólo válido para la elaboración de elementos decorativos y aislamientos termoacústicos, dada la dificultad de separar del corcho la fina corteza leñosa externa de color grisáceo, por lo que no se puede utilizar para aglomerados para uso alimentario, dado que no sería 100% corcho. Tras esta primera saca se puede sacar corcho cada nueve años, dependiendo de la calidad de estación.