Hoy es Domingo 20 de Agosto de 2017
Robos y hurtos
La Guardia Civil desarticula una organización criminal dedicada a la comisión de robos y hurtos en el norte de la provincia de Cáceres
  • Publicado: 30/09/2015 18:22
  • por: extremadura.com
  • 843

La Guardia Civil tras detectar un incremento de robos y hurtos cometidos en varias industrias y casas de campo del norte de la provincia de Cáceres, decidió establecer un plan de actuación con el objeto de erradicar este tipo de delitos, localizar y detener a los supuestos autores y recuperar los efectos robados.

La Guardia Civil tras detectar un incremento de robos y hurtos cometidos en varias industrias y casas de campo del norte de la provincia de Cáceres, decidió establecer un plan de actuación con el objeto de erradicar este tipo de delitos, localizar y detener a los supuestos autores y recuperar los efectos robados. La investigación que ha sido llevada a cabo por el Equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Plasencia (Cáceres), en el marco de la operación “Amón”, se inició a mediados del pasado mes de mayo, tras localizar en la localidad cacereña de Malpartida de Plasencia (Cáceres), un remolque con la documentación y el bastidor falsificado.

Es a partir de estos momentos, cuando la Guardia Civil inicia una vía de investigación que se ha prolongado durante cuatro meses de intenso trabajo por parte de los investigadores y que ha concluido con la desarticulación de una banda criminal perfectamente organizada, la detención de 14 personas, el  reconocimiento y entrega a sus propietarios de múltiples bienes valorados en unos 35.000 euros, la intervención de cerca de 400 efectos de ilícita procedencia, en su mayoría pendientes aún de identificación y que se valoran en  unos 400.000 euros, así como el esclarecimiento de 15 delitos de robo o hurto.

Las investigaciones se inician a raíz de la localización de un remolque con la documentación y número de bastidor falsificado, pudiendo determinar la Guardia Civil que el mismo había sido sustraído en una estación de servicio situada en el término municipal de El Batán (Cáceres), y que se encontraba repleto de valiosas herramientas y útiles de una cosechadora, propiedad de varias personas vecinas de Albacete que pernoctaban en dicha localidad y que se encontraban en la campaña de siega.

 Tras las primeras pesquisas, se hizo evidente la dificultad de la investigación, dado que los autores disponían de medios, conocimientos suficientes y organización; llevando de manera simultánea y perfectamente adecuada, la sustracción, carga, ocultación, posterior manipulación de su bastidor y falsificación  documental, distribuyendo todos los efectos en cuestión de horas. Contando con un complejo modus operandi, llevado a cabo mediante un meticuloso plan, que los autores efectuaban de forma sencilla y eficaz.

Por todo ello, en una primera fase de la operación, se activó un operativo tratando la identificación del grupo integrante, así como los lugares de desarrollo de su actividad, resultando la identificación de cuatro (04) partícipes fundamentales, estructurados de forma piramidal, y además, la ubicación de naves y viviendas en diversas poblaciones del norte de la provincia de Cáceres, todas a nombre de terceras personas, donde ocultaban, manipulaban y distribuían los efectos sustraídos. Fruto de ello, se llevaron a cabo cinco (05) entradas y registros, que derivaron en la detención de cuatro (4) personas y la intervención de cuantioso material, entre el que destacaban, los útiles y troqueles para la falsificación de bastidores. 

Los efectos intervenidos, eran de una gran variedad, desde herramientas y útiles de talleres, casas de campo y almacenes (martillos percutores, soldadoras, placas solares, etc), remolques, depósitos de carburante, monturas de caballo, motos, minimotos y bicicletas.

Significativo, fue el hallazgo de más de 70 de motocicletas y ciclomotores, y cerca de 60 bicicletas localizadas en una misma nave en Malpartida de Plasencia (Cáceres). Todas ellas carecían de documentación acreditativa de su procedencia, placas de matrículas ó identificativas, y presentaban sus bastidores borrados y manipulados. 

Las investigaciones acreditaron además que algunos de estos vehículos eran receptados en chatarrerías de la zona, que las anotaban como simple metal, siendo posteriormente despiezadas o anunciadas y vendidas por internet, con un sistema de venta on-line,  que con reclamos tales como “(dime lo que quieres y te lo consigo al mejor precio ...lo puedes comprar nuevo o de segunda mano te doy el precio sin compromiso…), había sido profusamente utilizado e igualmente quedó desactivado en esta primera fase.

Una vez analizado lo actuado, se inició la segunda fase de explotación.

Una vez descabezada la banda, y por cuanto se había actuado, tras un nuevo análisis operativo, se inició la segunda fase de esta investigación, tratando de identificar al resto de los integrantes de la banda, cooperantes y colaboradores necesarios, para la erradicación total de esta organización y de sus actividades delictivas.

La segunda fase de la investigación comenzó con la práctica de otros cuatro (04) registros, que en este caso se realizaron en un domicilio, talleres y naves de diferentes poblaciones del norte de la provincia de Cáceres, en los que se intervinieron abundante material y documentación, procediéndose a la detención de diez (10) personas por su participación y relación con los hechos investigados. 

Uno de estos registros, se realizó en la localidad de Alagón del Río (Cáceres), concretamente en un domicilio y en su taller anexo, donde se ocuparon un elevado número de herramientas específicas de soldaduras y calderería, parte de las cuáles (valoradas en unos 10.000 euros) habían sido robadas en una empresa en Malpartida de Plasencia (Cáceres) y que fueron reconocidas sin género de dudas por su titular. De igual manera en ese domicilio, se intervinieron trofeos de caza (venados), y varias sillas de montar, que procedentes de robos en diferentes fincas y casas de campo de la comarca.

Además, en este registro se localizó, en una estancia con acceso oculto mediante una trampilla, una plantación intensiva INDOOR de marihuana, que contaba con la infraestructura necesaria para la elaboración y cultivo de unas cincuenta (50) plantas en cada cosecha.