Hoy es Martes 22 de Agosto de 2017
Orquesta
Música con mayúsculas en el Concierto de la Orquesta de Extremadura
  • Publicado: 09/10/2015 08:22
  • por: extremadura.com
  • 626

Por fin sucedió, la temporada de abono de la Orquesta de Extremadura quedó abierta ayer en el Palacio de Congresos Manuel Rojas de Badajoz.

Por fin sucedió, la temporada de abono de la Orquesta de Extremadura quedó abierta ayer en el Palacio de Congresos Manuel Rojas de Badajoz.

El auditorio estaba completo, desde la primera fila hasta la última. “Ojalá estuviera así siempre ¿verdad?” se escuchaba decir entre los asistentes.

No era un concierto cualquiera. Ayer, 8 de octubre de 2015, se interpretó por primera vez en Extremadura la 5ª Sinfonía de Gustav Mahler, pero ahora veremos mejor qué quiere decir esto.

El respeto por este concierto venía de muchos hechos diferentes. Fue el primer concierto de la temporada sí, pero no de una temporada cualquiera, sino de una temporada que está de aniversario, estamos todos de aniversario, porque es la orquesta de todos los extremeños.

La agrupación musical era el resultado de unir a la OEX con la Orquesta Joven de Extremadura, y el resultado fue muy bueno.

El concierto comenzó con la obertura y bacanal de la Sinfonía Tannhäuser de Richard Wagner. También era la primera vez que se interpretaba en la región y no defraudó. 

Es una de las composiciones de Wagner más populares en Alemania. Se trata de un poema sinfónico en el que el espectador se ve inmerso en las idas y venidas del personaje de este poema, Tannhäuser. Desde el primer acorde se pudo palpar lo que iba a pasar, una maravillosa interpretación que dejó al público encantado. 

El viento estuvo excepcional e iban dibujando las líneas de acción de la obertura. La cuerda, por su parte, pintó la noche de Tannhäuser con el murmullo del dulce canto de amor de su protagonista. 

Andrés Salado, director titular de la Orquesta Joven de Extremadura, condujo a la orquesta de una manera muy enérgica y sabiendo retenerles en los momentos precisos. La experiencia de la Orquesta de Extremadura, se unía a la energía de la Joven para que él pudiera confeccionar un magnífico trabajo.

En la segunda parte, Álvaro Albiach, maestro titular de la OEX, hacía historia. No solamente porque fuera la primera vez que se interpretaba la 5ª Sinfonía de Mahler en Extremadura, sino porque fue, además, una dirección excepcional. 

Mahler comparaba la creación de una sinfonía con la creación del mundo, y su 5ª Sinfonía es un ejemplo de la madurez del compositor que eligió grandes líneas melódicas para inspirar la lucha interna de la humanidad.

El comienzo de esta obra de arte de la historia de la música es reconocido a nivel mundial, y es que, es una sinfonía para la que no hace falta saber de música, transmite cada nota y Mahler estuvo perfeccionándola hasta su muerte.

Si la sinfonía se equipara al mundo, esto quiere decir que debe abarcarlo todo, y este fue el sentimiento que tuvo ayer el público del Palacio de Congresos de Badajoz gracias a la perfecta sinergia de las dos orquestas y el director.

Albiach no solo dirigió la 5ª Sinfonía, sino que brilló con ella, la hizo suya, fue humano. Cada movimiento era un sentimiento y le entregó a la Orquesta su trabajo en cuerpo y alma, lo que la Orquesta supo devolver.

Ayer, algunos muchos, pudimos asistir a este concierto en Badajoz del que sin lugar a dudas se va a hablar y mucho, pudimos asistir a un concierto con una verdadera transcendencia sinfónica, y en el se hizo música con mayúsculas.