Hoy es Martes 23 de Mayo de 2017
Salud mental
Fernández Vara destaca que son necesarios más esfuerzos en el área de la salud mental para avanzar en la igualdad de oportunidades
  • Publicado: 14/10/2015 15:50
  • por: extremadura.com
  • 310

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha señalado que se está en un momento “importante” para la sanidad española y ha indicado que lo que está en juego es la calidad del sistema y dentro del mismo se precisan recursos y esfuerzos para la salud mental si de verdad se apuesta por la igualdad de oportunidades.

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, ha señalado que se está en un momento “importante” para la sanidad española y ha indicado que lo que está en juego es la calidad del sistema y dentro del mismo se precisan recursos y esfuerzos para la salud mental si de verdad se apuesta por la igualdad de oportunidades.

Fernández Vara ha realizado estas declaraciones en el acto del XVII Día Mundial de la Salud Mental “Ponte en mi lugar. Conecta Conmigo” que se ha celebrado en Zafra, una jornada que ha contado también con la presencia del consejero de Salud y Políticas Sociales, José María Vergeles; y del presidente de la Federación Regional de Asociaciones de Familiares de Personas con Trastorno Mental de Extremadura (FEAFES), Casiano Blanco, entre otras personalidades de la vida política y social de la región.

“Mucho se está hablando del nuevo modelo de financiación de las comunidades autónomas, pero de nada servirá lo que podamos discutir los políticos si no entendemos que lo que está en juego es la calidad del sistema sanitario y dentro de él los recursos para la salud mental, que aún precisa de esfuerzos si queremos igualdad de oportunidades”, ha subrayado el jefe del Ejecutivo extremeño.

El presidente de la Junta ha recordado que en la Extremadura de los años 60 y 70 la sanidad estaba compuesta por instituciones como las casas de socorro y los manicomios, hasta que en el año 1986 se apostó por un sistema sanitario que alcanzase a todo el mundo y se puso la maquinaria en marcha con la creación de lo que fue el Instituto Nacional de la Salud.

Fernández Vara ha explicado que entonces comenzó el cambio sanitario, que en algunos lugares llevó aparejada la reforma psiquiátrica, y ha añadido que en 1995 un grupo de profesionales decidió acometer en la región esta reforma con el primer Plan de Salud de Extremadura.

Así se pasó de un modelo institucional cerrado y sin ánimo rehabilitador, a otro de atención a las personas con trastorno mental que se desarrolla en al ámbito de la familia, el barrio y la comunidad, según ha recordado el presidente.

MUCHO POR HACER

Fernández Vara ha reconocido que pese a que se ha avanzado en este campo, aún queda por hacer y ha señalado que ahora se está en un momento importante para la sanidad española.

De este modo, ha defendido que una sociedad justa y equitativa es aquella en la que se paga en función de lo que se tiene y se recibe en función de lo que se necesita y ha indicado que una sanidad que sea punta de lanza y de calidad cuesta dinero, esfuerzos y recursos.

El presidente de la Junta de Extremadura ha apostado por luchar y defender los derechos de quienes no se pueden permitir el lujo de enviar a sus hijos a un colegio privado o recurrir a la sanidad privada y ha aseverado que la calidad de una sociedad se mide por cómo están los que peor lo pasan.

Así, ha reiterado que falta aún un camino por recorrer para lograr la integración plena y la normalización en el área de la salud mental y ha valorado el trabajo realizado por personas y asociaciones para conseguir este objetivo.

“La persona que tiene una enfermedad mental sufre y su entorno también y sin su entorno es imposible hacer nada. Porque hay enfermedades que además de los medicamentos necesitan cariño, afecto y compañía”, ha indicado Fernández Vara, quien ha leído la Proclama “Por la Salud Mental 2015”, un documento que insta a la ciudadanía, entre otras cuestiones, a respetar y defender el derecho de las personas con trastorno mental a ser consideradas como ciudadanas de pleno derecho en igualdad de condiciones con las demás.