Hoy es Lunes 11 de Diciembre de 2017
Este domingo
Fallece Sebastián González, vicario general de la Diócesis Mérida-Badajoz
  • Publicado: 25/10/2015 20:25
  • por: Alejandro Barredo
  • 737

El funeral será mañana lunes a las 11.30 horas en la Catedral y estará presidido por el Arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, y asistirá el Arzobispo emérito, Santiago García Aracil

Este domingo, 25 de octubre, ha fallecido de manera inesperada el sacerdote diocesano Sebastián González González, Vicario General de la Archidiócesis de Mérida-Badajoz y Moderador de la Curia desde el 15 de febrero de 2007. Desde ese mismo año, Sebastián también era Secretario General de la Provincia Eclesiástica de Mérida-Badajoz (elegido el 9 de junio) y Deán de la Catedral de Badajoz (elegido el 3 de noviembre).

El pasado 24 de mayo fue nombrado párroco de la de San Juan Bautista, en Badajoz, cargo del que tomó posesión el pasado 27 de septiembre durante una Eucaristía a la que asistían el Arzobispo de Mérida-Badajoz, Celso Morga, y el Arzobispo emérito, Santiago García Aracil.

Además, desde el 15 de octubre de 2012, era consiliario del Centro diocesano de Orientación Familiar.

El funeral será el lunes 26 de octubre a las 11.30 h. en la Catedral, presidido por el Arzobispo de Mérida-Badajoz y asistirá el Arzobispo emérito, Santiago. A continuación sus restos mortales serán trasladados a su localidad natal, Esparragosa de Lares.

Natural de Esparragosa de Lares

Sebastián González González nació en Esparragosa de Lares el 11 de mayo de 1945. Cursó sus estudios en el Seminario Diocesano y, posteriormente, en la Universidad de Navarra. Se ordenó como presbítero el 20 de junio de 1968.

Su extensa labor pastoral se inició en 1968 en Azuaga como coadjutor hasta 1970, cuando fue nombrado Superior y profesor del Seminario, durante cuatro años. De allí, en 1974, marchó a estudiar a Navarra. Regresó a la Diócesis en 1978 y fue nombrado Vicario Ecónomo de Santiago de Llerena, hasta el 1979.

A partir de ahí, su labor pastoral se desarrolló en Badajoz. Primero, durante año y medio, como Coadjutor de la de San Juan de Ribera (hasta 1981) y, a continuación, como Vicario Ecónomo de Santa María la Real (San Agustín (hasta 1984), cargo que compaginó con el de director espiritual de la Curia de la Legión de María (desde 1983).

Desde 1984 a 1988 fue Secretario General y Canciller del Obispado. Labor que compaginó, desde 1985, con el de capellán del Colegio del Santo Ángel en Badajoz. A continuación, en 1988, fue nombrado Vicario Episcopal de Culto y Espiritualidad, hasta 1996. En 1991 también fue nombrado Delegado Diocesano de la Comisión Episcopal para el V Centenario. El 6 de septiembre de 1996 volvió a la parroquia de San Juan de Ribera, en Badajoz, ahora como párroco de la misma.

El 15 de agosto de 2003 fue nombrado rector de la Iglesia de Ntra. Sra. de la Soledad, en Badajoz, y Capellán de su Hermandad y en abril de 2005 fue designado Delegado de Causas de los Santos.

Miembro de Consejos y Colegios Diocesanos

Además de su labor pastoral en diversos ámbitos de la vida de la Iglesia, D. Sebastián González fue miembro en distintos momentos de su vida sacerdotal de diversos Consejos y Colegios Diocesanos. Actualmente, pertenecía al Consejo Episcopal, Consejo del Presbiterio, Colegio de Consultores, Consejo de Asuntos Económicos, Consejo de Pastoral Diocesano y Comisión del Fondo del Sustentación del Clero.

"Ha fallecido Sebastian González o como se le ha llamado siempre por todos sus feligreses D. Sebastian, para mi, Sebastian y digo esto porque durante muchos años de mi vida, años importantes en el desarrollo de un ser humano, de un adulto, él siempre estuvo ahí, incondicionalmente, o así lo he sentido yo.

No voy a dar una perspectiva social o política de su figura, que la tiene, el ha tenido una carrera profesional, permitir que así lo defina, su entrega a los demás sin duda una carrera, una vida. Un hombre con gran capacidad de trabajo, de cuidar los detalles, el de la eterna sonrisa con esa mirada firme y segura que lo mismo te hacia temblar que te acurrucaba para que no te sintieras solo y supieras que el estaba ahí para acompañarte.

Despidió a mi Padre y mas tarde a mi Madre, cuando yo pensaba que sería el, quién me llevaría al altar, y desde luego que la vida no te da tregua, porque no ha sido así ni mucho menos.

La ultima vez que lo vi fue haciendo la compra y quedamos para hablar como hacia años, esta vez ya no podré escuchar lo que tenga que decirme, porque sin duda yo seguiré hablando con él, me da igual que no estés ahí, porque como el resto de las personas que me importan habitas en mí para siempre.

Gracias por todo lo bueno que has hecho para tantos y desde luego para mi mismo, contigo la vida fue un poco más fácil, sin ti, seguro un poco más difícil, hoy estoy un poco más solo que ayer en lo terrenal y más acompañado en lo emocional. Allá donde estés no dejes de cuidar de todos los que te precedieron y en particular a los míos, diles que entre los tres me habéis dado mucho, habéis hecho de mí lo que soy, que no sería posible sin vuestro aporte. Las lágrimas me nublan la mira pero no el corazón y mucho menos los sentimientos que afloran.

Para ti siempre he sido Alex y así me despido. Hasta la eternidad. Alex."