Hoy es Lunes 24 de Julio de 2017
Ermita de San Jorge
Cientos de cacereños piden la protección de la Ermita de San Jorge
Algunos de los participantes en la marcha por la protección de la ermita de San Jorge
  • Publicado: 26/10/2015 12:31
  • por: extremadura.com
  • 254

Doscientos cincuenta participantes en la ruta de la ermita de San Jorge que tuvo lugar el domingo día 25 de octubre firmaron para que las administraciones tomen medidas urgentes con el fin de evitar la desaparición de los frescos de la ermita y garantizar el futuro del monumento.

Doscientos cincuenta participantes en la ruta de la ermita de San Jorge, que tuvo lugar el domingo día 25 de octubre, firmaron para que las administraciones tomen medidas urgentes con el fin de evitar la desaparición de los frescos de la ermita y garantizar el futuro del monumento. Junto a la ermita tuvo lugar la lectura de un manifiesto apoyado por distintas organizaciones y asociaciones cacereñas, como Natura 2000, Consejo de la Juventud de Extremadura, Asociación conservacionista Adenex, Asociación senderista La Vereína, Asociación senderista Club Michaelus, y la Asociación senderista GR 100. Dichas entidades pidieron no solo la declaración de la ermita como Bien de Interés Cultural, sino también el cierre perimetral de la ermita con un vallado, la desecación de la charca y la creación de un perímetro de control para poder realizar estudios y excavaciones arqueológicas.

La sensación generalizada de los senderistas fue de estupefacción, ante el estado de conservación de la ermita o de la torre de los Mogollones, que durante las cuatro horas que duró la ruta a través de las dehesas hasta el monumento natural de Los Barruecos, tuvieron la oportunidad de visitar el dolmen neolítico de La Hijadilla y un molino de traza medieval junto al río Salor.

La ruta fue organizada por la asociación Natura 2000 con la colaboración del Instituto Municipal de Juventud a través del proyecto "Cáceres Naturalmente", con el objetivo de llamar la atención sobre la necesidad urgente de la protección de la ermita de San Jorge y de convertir la ruta en un "sitio histórico", con posibilidades turísticas para los visitantes de la capital cacereña.

Según los estudios existentes, la ermita de San Jorge fue edificada inicialmente en el siglo XIV, siendo lo más característico del diseño de la misma, además de la presencia en su interior de un estanque artificial, la traza de su cubierta que está compuesta por cuatro grandes arcos de medio punto y que arrancan de fuertes muros. Sobre dichos arcos, grandes losas de granito hacen de techumbre del templo. De granito son también las losas que hacen de suelo del coro, sustentado por dos arcos escarzanos, únicos elementos que subsisten en el interior de la nave. Las líneas superiores que marcan los máximos niveles que ha alcanzado el agua en el interior del edificio rozarían el nivel de este coro que, al parecer, siempre llegó a estar a salvo de las mismas. Una teoría que barajan los estudiosos y relacionada con la función de la ermita nos indica que a la misma, llena de agua, entraría el caballero montado sobre su corcel, y a la misma altura que el sacerdote, éste en el coro, sería bendecido por el hecho de haberse adentrado en las sagradas aguas. Un ritual y manera de bendecir poco habituales que harían aún más especial el edificio y necesaria la conservación del mismo.

Otro de los lugares junto a los que se pasó durante el recorrido senderista fue la Torre de los Mogollones, actualmente también en estado de completo abandono y que perteneció la atalaya a D. Diego García de Ulloa. La torre se incluye en un largo listado de castillos, casas fuertes y torreones que desde el siglo XIV, y principalmente a lo largo del siglo XVI, fueron edificadas por las mismas familias que en el centro urbano edificaban los palacios que hoy conforman el centro histórico. Un reflejo del poder que una nobleza medieval mantenía en el Estado Moderno y que mostraban tanto dentro del municipio como en sus señoríos, entre los que destacan los del camino de Mérida, como los Castillos de las Arguijuelas (o Herguijuelas), las Cerveras, el Garabato o Santiago de Bencáliz, o la Quinta de la Enjarada y las Casas de las Seguras, en dirección a Badajoz.