Hoy es Lunes 27 de Marzo de 2017
Oleoturismo
Éxito en la I Jornada del Oleoturismo en la Sierra de Gata y Las Hurdes
Una de las mesas redondas de la Jornada.
  • Publicado: 13/12/2015 09:40
  • por: extremadura.com / Marta Climent
  • 761

Se ha celebrado en Caminomorisco la "JORNADA DEL OLEOTURISMO EN SIERRA DE GATA Y HURDES", dentro del Proyecto "Estudio exploratorio para la propuesta de un modelo de desarrollo integral sostenible vinculado al binomio producto agroalimentario-turismo: el caso del aceite de oliva en la Sierra de Gata y Las Hurdes".

Se ha celebrado en Caminomorisco la "JORNADA DEL OLEOTURISMO EN SIERRA DE GATA Y HURDES", dentro del Proyecto "Estudio exploratorio para la propuesta de un modelo de desarrollo integral sostenible vinculado al binomio producto agroalimentario-turismo: el caso del aceite de oliva en la Sierra de Gata y Las Hurdes".

Ha sido una iniciativa organizada por el Grupo de Investigación MARKETUR de la Uex (Marketing y Gestión Turística) y el Máster Universitario en Administración de Organizaciones y Recursos Turísticos, con la colaboración de la Diputación de Cáceres y el Ayto. de Caminomorisco.

En el acto se presentaron por parte del Coordinador del Grupo de Investigación MARKETUR, José Manuel Hernández Mogollón, los principales resultados del proyecto centrando su atención en el aceite de oliva y su potencial para generar productos turísticos de alto valor añadido relacionados con la economía del olivo, el turismo y el desarrollo de las Hurdes y Sierra de Gata.

En Extremadura.com hemos hablado con José Manuel Hernández Mogollón sobre las primeras impresiones de estas jornadas y el futuro del aceite de oliva en Extremadura.

 

¿En qué ha consistido la jornada?

Bueno pues en el norte de Extremadura hay un producto singular que es la aceituna manzanilla cacereña. La idea era hacer algo en el mismo territorio, que los expertos y las personas que trabajan el producto nos cuenten, y se cuenten entre ellos, lo que están haciendo, en qué están trabajando y cómo lo están haciendo. Se trata de generar un destino en torno a la manzanilla carecereña. Estas ideas que tenemos y que hemos denominado "oleoturismo" en principio, son lo que llamaríamos una versión del enoturismo, aunque ahora mismo hay diferencias de opinión con respecto al nombre, con lo que veremos cómo lo denominamos finalmente.

Nos ha financiado la Diputación de Cáceres, por lo que estamos muy agradecidos y a la Jornada han asistido presidentes de Grupos de Acción Local, asociaciones de turismo, distintas almazaras como As Pontis, Jacoliva, Cigüeña Negra, productores... todas las personas relacionadas con el aceite que han querido y podido participar. Han sido un total de 24 personas que han ido pasando por la mesa redonda en grupos de cinco en cinco, o cuatro en cuatro.

 

¿En qué consiste un worshop y por qué eligieron este modelo para presentar los resultados del proyecto?

Lo que queríamos era en realidad un intercambio de ideas, no de comercialización. Presentamos 25 productos por parte del equipo de investigación, de los cuales la mayoría ya existen, pero dieron mucho de que hablar y por esto nos hemos comprometido a realizar otra jornada en febrero. 

Además de la mesa redonda hicimos rutas de senderismo disfrutando de los paisajes, visitando una almazara, visitamos Torre de Don Miguel con la gente de Gata Activa que hicieron una representación... Hemos hecho oleoturismo. Porque con estas jornadas no solo queríamos hacerlo en un power point, sino que queríamos hacerlo real.

 

¿Por qué pueden ayudar a la industria turística?

Bueno ese es nuestro fin. Nosotros somos un grupo de investigación, yo llevo 20 años en este campo, y trabajamos con productos endógenos en el territorio. El producto del aceite es muy social, ya que cuando se recoge la oliva toda la familia participa. Además tiene una particularidad medio ambiental y queremos que sea un eje transversal de comunicación en la región. Elegimos comenzar por la zona del norte de Extremadura porque el turismo rural casa en principio muy bien con el olivar de montaña, sin desdeñar otros paisajes como las dehesas. Buscamos un eje común para darle un empujón a la situación del turismo en otoño, necesitamos algo que nos diferencie en esta época, además de la caída de la hoja.

Con respecto al sur de la provincia tenemos numerosas ofertas para colaboraciones y trabajos de investigación, también con la Diputación de Badajoz y solo esperamos a tener el tiempo y la capacidad humana suficiente como para que salga bien. 

 

¿Proyectos futuros?

Ahora hemos recibido una financiación gracias a la que un compañero va a estar tres meses en Inglaterra para buscar sinergias y realizar un estudio en el mercado inglés, analizando la imagen del turismo y sus posibilidades.

En febrero volveremos al oleoturismo con otras jornadas mas técnicas y participativas. Presentaremos el oleoturismo a través de "Los hijos del aceite", que es el nombre de la red  que queremos utilizar y se está barajando, pero solo es una posibilidad, hay que consensuarlo. 

También estamos pensando en la fiesta del aceite verde, puesto que hacemos el primer aceite del mundo y el que más calidad tiene. Y estamos trabajando a través del clúster de Turismo de Extremadura en un proyecto de recreación histórica, una linea de turismo experiencial. 

 

¿Valoración de la jornada?

Pensábamos que era una locura y ahora que lo estamos analizando la gente está muy dispuesta. Quiero agradecer a la gente de la Universidad de Extremadura y a la gente de I+D , porque se han mejorado muchísimo los productos y esto se ha podido sacar adelante gracias a ellos. 

Han asistido más de 120 personas y había gente de las diferentes comarcas, políticos, empresarios, alumnos…se alargó hora y media la jornada y nadie se movió. Ha sido un éxito y me enorgullece que sea la Universidad los que seamos capaces de hacer de mediadores, porque los que tienen que liderar son los empresarios, nosotros podemos acompañar y organizar. El éxito ha sido tal que nos volvemos a ver en febrero.