Hoy es Martes 17 de Enero de 2017
Orquesta de Extremadura
Lleno en Badajoz para escuchar al genio Azzolini
El maestro Azzolini con la Orquesta de Extremadura.
  • Publicado: 18/12/2015 09:38
  • por: extremadura.com / Marta Climent
  • 1320

El esperado concierto del fagotista italiano Sergio Azzolini se interpretó anoche en el Palacio de Congresos Manuel Rojas de Badajoz con sorpresas desde antes de comenzar.

El esperado concierto del fagotista italiano Sergio Azzolini se interpretó anoche en el Palacio de Congresos Manuel Rojas de Badajoz con sorpresas desde antes de comenzar.

El maestro, traducido por el concertino invitado Jorge Jiménez, explicó que se iba a modificar el orden de las piezas del programa para ofrecer un mayor equilibrio al concierto.

Nos trasladamos al barroco tardío con el primer gesto de cabeza del maestro Azzolini al comienzo de la Sinfonía en mi menor de Carl Phillip Emanuel Bach. A caballo entre en barroco y el clasicismo, este compositor está fuertemente influenciado por el genio que fue su padre. En los tres movimientos de esta obra se respetaron los tempos y los matices fueron los adecuados, siempre asumiendo el marcado estilo de la época. 

Desde su posición de "uno más" dentro de la orquesta, el fagotista dirigió a la agrupación de cámara de la Orquesta de Extremadura. Con gestos de camaradería con los intérpretes Azzolini prestaba atención a cada detalle demostrando una vez más el por qué de su reputación, que sería tangible en el concierto solista.

A continuación se ejecutó el Concierto en do mayor para fagot de Joseph Haydn, originalmente compuesto para órgano pero versionado por Azzolini para fagot. La sencillez de las melodías que se intercalaban entre solista y orquesta creaban un agradable juego. La versatilidad de Azzolini y su dominio técnico le convierten en uno de los mejores fagotistas del mundo. Considerado por muchos como "genio" realizó una interpretación soberbia con matices excepcionales.

La orquesta respondió a la interpretación marcada por el solista que fue elegante y respetuosa con la tendencia del siglo XVIII. Los acompañamientos que realizó el concertino fueron de una belleza singular. El violín de Jorge Jiménez es del barroco, y su arco una réplica de la época, con lo que el resultado fue muy acertado.

En la segunda parte, al maestro lo acompañó el solista de fagot de la Orquesta de Extremadura, Reinold L. Cárdenas. Con la Sinfonía en si bemol de Michael Haydn, en la que el viento tuvo una mayor representación. Avanzamos en la historia de la música y las composiciones se vuelven más complejas y completas. Los dúos de ambos fagotistas durante este concierto fueron brillantes. 

La orquesta tomó protagonismo con fuerza en determinados pasajes siempre bajo la tutela de Azzolini.

Finalmente los solistas interpretaron el Concierto para dos fagotes en fa mayor de Henrik Philip Johnsen. Con una considerable dificultad técnica, este concierto es una obra en la que ambos intérpretes necesitan un gran dominio del instrumento y, a la par, talento para frasear las melodías adecuadamente. El solista de la OEX estuvo a la altura del maestro y ambos ofrecieron un concierto de altísima calidad. 

Tras la larga ovación del público, un cuarteto formado por tres fagotistas y un contrafagot ofrecieron un inesperado bis al público. Así, a los solistas se unieron Fernando Cuéllar y Ramiro García para interpretar juntos una marcha fúnebre de Handel para dos fagotes con arreglos del maestro, y poner el broche final al último concierto del año 2015 de la Orquesta de Extremadura que fue excepcional.