Hoy es Sábado 21 de Enero de 2017
SES
El programa del SES para reclusos con conductas adictivas atiende a 308 personas en los centros extremeños
  • Publicado: 16/02/2016 18:57
  • por: extremadura.com
  • 305

Trecientos ocho internos de los centros penitenciarios de Badajoz y Cáceres participan en el Programa Autonómico de Atención a Personas con Adicción Privadas de Libertad promovido por el Servicio Extremeño de Salud (SES) y Cruz Roja.

Así lo ha señalado hoy en el Centro Penitenciario de Badajoz el director gerente del SES, Ceciliano Franco, donde, junto a la directora general de Salud Pública, Pilar Guijarro, y el secretario técnico de Drogodependencias, Quintín Montero, ha realizado una visita para conocer el desarrollo del programa en el centro pacense.

En la prisión de Badajoz son atendidas 153 personas mientras que en Cáceres el programa se desarrolla en la prisión y en el Centro de Inserción Social “Dulce Chacón” y cuenta con 155 personas.

El programa atiende las adicciones a drogas, alcohol y tabaco con itinerarios de bajo umbral (reducción del consumo), de medio umbral (compromiso de abandono de la adicción), talleres de sensibilización de alcohol o ante el consumo de tabaco.

Durante la visita, los responsables de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales se han entrevistado con los monitores de Cruz Roja, internos y con el director de la prisión, que ha expresado la eficacia y beneficiosos efectos de este programa.

De hecho, el director gerente del SES ha considerado que se va a estudiar el reforzamiento del programa, en el que al menos un centenar de internos del centro pacense están a la espera de entrar en él. Anualmente salen de él unos 50 internos que han cumplido su itinerario.

En este programa autonómico, el 96 por ciento de los atendidos son hombres y el 4 por ciento mujeres. El programa comenzó a mediados de 2007 con 90 personas, y tuvo su momento más alto en 2011, con 535.

Los directivos del SES visitaron también la Unidad de Telemedicina del Centro Penitenciario que puso en marcha la Junta de Extremadura y que supone que muchas de las consultas o patologías médicas de los internos no hacen necesaria su salida del recinto penitenciario para ser atendidos.