Hoy es Jueves 19 de Octubre de 2017
Salud mental
La Junta rescata otro órgano participativo para elaborar el III Plan de Salud Mental tras evaluar el incumplimiento del anterior
  • Publicado: 30/03/2016 18:47
  • por: extremadura.com
  • 644

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha presidido la reunión del Consejo Regional de Salud Mental que ha conocido la evaluación del II Plan de Salud Mental, cuya vigencia ha expirado, y las líneas estratégicas de lo que será el III Plan.

El consejo, creado en el año 2010 y formado por asociaciones de pacientes, psiquiatras, profesionales,  responsables sanitarios y educativos, no se había reunido desde su constitución.

El II Plan, puesto en marcha en 2007 y con 16 grandes objetivos y 140 acciones en el ámbito de la salud mental, ha dejado sin cumplir el 36% de sus previsiones y el 23% lo han sido parcialmente. Por tanto, hay tan solo un 41% de sus objetivos que se hayan cumplido.

No llegar al cien por cien de sus propósitos es uno de los motivos por los que Vergeles ha descrito la reunión de hoy como un “rescate de este ámbito de participación” para presentar las líneas maestras de lo que será el III plan y al que sus miembros tendrán que contribuir y llevar a cabo su seguimiento.

El consejero ha informado que va a introducir un cambio normativo en el consejo para aumentar la participación ciudadana y la de los profesionales y ha destacado que ese permanente diálogo social con ciudadanos y profesionales, es una de las prioridades de la Junta de Extremadura.

El consejo ha conocido el avance del III Plan presentado por la Subdirección de Salud Mental del Servicio Extremeño de Salud (SES).

El III Plan se centrará en cinco áreas estratégicas que son modelo comunitario, sostenibilidad, información/conocimiento y modelo de recuperación.

Vergeles ha definido la salud mental como “la asignatura pendiente de todos los sistemas sanitarios” y el modelo comunitario como el “mejor abordaje de los problemas de salud mental”.

Asimismo, ha apostado por “seguir” en la línea de “desestigmatizar” la salud mental e incorporar al tercer plan las nuevas estrategias para la “prevención secundaria” (detección precoz) de la salud mental que “antes no existían”.

El consejero se ha referido a los elementos de coordinación sociosanitaria que unirían el mundo social con el sanitario, a la importancia de la psicoterapia porque “no solo la neuroquímica debe ser la terapia”, incorporar al plan las unidades infanto-juveniles y sumar a las personas con discapacidad.

La salud mental, ha explicado, también tiene retos sociales que abordar como son la rehabilitación e inclusión social, el ciclo familiar o la esperanza de vida, que ha establecido nuevas necesidades de salud en determinadas edades.

La consejería confía que la metodología participativa y la voluntad de todas las partes hagan que el III Plan de Salud Mental alcance el cien por cien de sus objetivos.