Hoy es Viernes 21 de Julio de 2017
Debate
CCOO confía en que el Debate sobre el Estado de Extremadura se aparte del tacticismo electoral y se centre en los problemas reales de la ciudadanía
  • Publicado: 14/07/2016 16:51
  • por: extremadura.com
  • 425

CCOO reclama a todos los grupos políticos y al Gobierno regional que el Debate sobre el Estado de Extremadura que se inicia hoy se centre en abordar los problemas reales de la ciudadanía, como el paro o la precariedad laboral, y se dejen de lado las posiciones electoralistas condicionadas por las complicaciones para formar gobierno en el ámbito nacional.

Desde el sindicato se advierte que la difícil situación social y económica de Extremadura requiere que los representantes políticos hagan un ejercicio especial de responsabilidad y estén a la altura de las necesidades de la gente, abandonando los planteamientos cortoplacistas, demagógicos y de crítica fácil y poco constructiva.

Se necesita una actitud de contribución y acuerdo para aportar soluciones a los problemas que viven los extremeños en el día a día como la calidad de la educación, la sanidad, los servicios públicos, el desempleo o las relaciones laborales.

Además, para el sindicato, hay cuestiones de futuro que se han de tratar desde un espíritu de consenso, como el aislamiento que sufre la región, la falta de inversiones estatales, los problemas de la estructura económica extremeña o la pérdida de población en los últimos años.

CCOO espera que el debate sea constructivo desde el inicio, con el discurso del presidente extremeño, del que se requiere una mayor capacidad de liderazgo, y, posteriormente, en las sucesivas repuestas que ofrezcan los distintos grupos parlamentarios. 

Es fundamental que el debate sirva para hacer un diagnóstico real de cuál es la situación por la que atraviesa Extremadura y su ciudadanía, puesto que si se convierte en una simple “pelea de gallos” será un debate estéril, que provocará que la población sienta que sus representantes políticos viven de espaldas a sus problemas diarios y sólo defienden los intereses propios de los partidos.