Hoy es Lunes 11 de Diciembre de 2017
La Brizna
  • Publicado: 01/08/2016 22:49
  • por: Almudena Blanco/Araceli García
  • 329

Las Casas Rurales La Brizna, es un novedoso proyecto promovido por Nieves Delgado y Antonio Andrés, interiorista y constructor, respectivamente. Ambos apuestan por un turismo rural diferente, haciendo participes a todos los sentidos y tocando las emociones de los turistas

En medio de un entorno rural sin precendentes se encuentra el Complejo Rural La Brizna, a escasos kilómetros de Cañamero, situado en plena naturaleza, concretamente en medio del paraje de Umbría Barco.

Más que un proyecto, un sueño hecho realidad. Así lo comenta entusiasmada Nieves Delgado, quien con su marido Antonio Andrés son los responsables de llevar esta aventura a un proyecto hecho realidad. “La Brizna es un proyecto que nace de un sueño porque cuando yo era pequeña venía siempre de vacaciones aquí con mis padres y me parecía que era un sitio que tenía que conocer mucha gente porque es maravilloso”, explica Delgado.

Visitar La Brizan es algo más que hacer turismo rural. Un total de siete casas representan un concepto de alojamiento vanguardista localizado dentro del Geoparque Villuercas Ibores- Jara. “Lo que nosotros ofrecemos no es el turismo habitual donde llegas, te dan una llave y te tienes que buscar tú la vida”, comenta la pareja. Su principal preocupación es tratar al cliente de forma personalizada y haciendo que su estancia sea lo más cómoda posible. “Nosotros tratamos al cliente desde que llama por teléfono y lo que hacemos es evocar un poco a los sentidos y a los sentimientos con la forma en la que están decoradas e ideadas las casas”, explica Nieves.

Todas estas singularidades que caracteriza este complejo rural van acompañadas de una gran diversidad de actividades de ocio complementarias. “Con este nuevo proyecto del restaurante La Brizna queremos que de alguna forma la gente que venga a visitarnos tengan todos los servicios dentro de este entorno”, comenta Delgado.

Una estancia que ayuda a complementar la oferta turística que tiene el destino desde hace algunos años gracias a su entorno. El Geoparque Villuercas-Ibores-Jara, forma parte de la Red Europea y Global de Geoparques de la UNESCO. “Llevamos solo cuatros años siendo Geoparque y ha sido un cambio totalmente radical para una comarca tan deprimida como la nuestra. Había un foco que afectaba económicamente al Monasterio y a cuatro o seis empresas que estaban en ese entorno”, señala José Antonio Montero, presidente de la Asociación de Geovilluercas.

Villuercas Ibores Jara se ha convertido en un destino internacional de turismo rural, generando un impulso para la economía de la zona. “Para nosotros ha sido importantísimo porque en un lugar donde solo vivimos 14.000 personas puede haber casi 100 empresas asociadas a una asociación que se llama Geovilluercas, creyéndose un proyecto común”, comenta Montero. 

Naturaleza, cultura, patrimonio, gastronomía, geología y agua en un espacio que sin duda merece una visita en su viaje a Extremadura.  

 

Galería fotográfica

Fotos