Hoy es Viernes 20 de Enero de 2017
Aves
"Viajeras", un programa de conservación con aves migradoras
  • Publicado: 12/08/2016 15:04
  • por: extremadura.com
  • 339

AMUS en el marco del programa "Viajeras" persigue validar y protocolizar algunas técnicas biomédicas en la recuperación de aves salvajes transaharianas así como profundizar en el uso del espacio y en las amenazas no naturales. El objetivo es liberarlas en puertas a ese largo viaje de retorno que en estos días emprenderán hacia el continente del sol, hacia África, demostrando la idoneidad de los protocolos desarrollados con estos ejemplares de gran valor biológico y cultural.

AMUS en su trayectoria como hospital de fauna ha pretendido evolucionar y conformar un equipo muy polivalente de profesionales en campos biomédicos que supieran dar respuesta a los centenares de ejemplares que ingresan heridos o enfermos. El trabajo en red con instituciones científicas, universidades, gobiernos y otras entidades especializadas ha permitido a esta organización asumir una función en extremo compleja y con repercusiones globales: Muchos de los ejemplares que se intervienen de fracturas, luxaciones, enganches o patologías corresponden a especies que utilizan la península en un periodo concreto (en este caso para criar, para después volver a sus cuarteles de invernada, una vez el verano vaya tocando a su fin). Las repercusiones de las acciones de esta organización trasciende a barreras administrativas, a gobiernos incluso a leyes y normativas ambientales: actúan sobre fauna que vive a caballo entre continentes…

Conscientes de esta consideración, asumen una responsabilidad añadida e interiorizan la trazabilidad de su labor que a veces se entiende como local, individualizada, ceñida a un animal con el que se debaten en una mesa de quirófano intentando recomponer sus tejidos, sus huesos rotos…olvidando que él está sólo de paso, de transición, que comparte su libre calendario entre dos grandes continentes abismalmente separados cultural, económica y socialmente: Europa y África. En este sentido AMUS lleva ya algún tiempo siendo consecuente de lo intercontinental de su labor, con el punto de mira en proyectos también en aquellos lugares tan alejados y con la necesidad de seguirlos (a sus pacientes recuperados) para conocerlos mejor en su biología y ecología migratoria y sobre todo para desvelar cuáles son sus principales amenazas por áreas del África del Norte y la Sudsahariana.

La globalidad de esta labor, concebida a priori como "local" deja de serlo cuando ese ave en tres meses deberá estar en Mali, Senegal, Mauritania, Nigeria o Burkina Faso conociendo que tiene que hacer miles de kilómetros a una media de cien kilómetros diarios con escalas de días en zonas de alimentación. Superar el Estrecho de Gibraltar y sus fuertes vientos, el peligroso desierto del Sáhara y otros grandes obstáculos muchos relacionados con actividades humanas como el veneno, los parques eólicos o las líneas eléctricas es todo un reto, un milagro, una prueba que no está al alcance de todos, de hecho las migraciones son un gran filtro que depura la genética de las especies, ya que sobreviven las más fuertes, las mejor adaptadas.

Conscientes de este importantísimo dato de que hay Águilas culebreras, Águilas calzadas, Halcones abejeros, Alimoches, Cigüeñas negras que realizan más de cinco mil kilómetros en migración en apenas unas semanas, la rigurosidad en extremo ha ido concibiendo todas y cada una de las maniobras de cirujanos, rehabilitadores del hospital de AMUS. Sin embargo, a raíz de los primeros ejemplares provistos de emisores gracias a la línea de colaboración con el servicio de conservación de la Junta de Extremadura comenzaron a visionar la verdadera dimensión de este trabajo y la enorme horquilla en desplazamientos que hacen las aves en el medio físico.

Sin embargo, no todo son grandes rapaces en este delicadísimo hacer, este año 2016 la unidad de cría supera ingresos como nunca con una tasa de recuperación que roza el 80%. Sólo en vencejos se ha llegado al 90%, es decir que de los 110 ejemplares ingresados de esta difícil especie en condiciones de cría y nutrición se han liberado 99. Vencejos, golondrinas, aviones han sido atendidos con unos protocolos intachables, el esfuerzo de esta unidad se refleja en los mejores resultados en la singladura de este departamento especializado en neonatología e incubación. Estas aves con apenas 30 gramos de peso también se irán a estos países africanos igual que las Águilas y Cernícalos operados.

Con todo, AMUS vuelve a aparecer como una oportunidad para los más de mil ejemplares de especies muy dispares algunas de ellas en peligro de extinción que ingresan a lo largo de de un año procedentes de una comunidad autónoma referente en Europa en cuanto a Biodiversidad.

Para finalizar, queremos dejar constancia el agradecimiento hacia el servicio de conservación de la Naturaleza de la Junta de Extremadura ya que en un marco de colaboraciones en acciones de conservación con especies amenazadas se han podido marcar con emisores ejemplares de gran valor recuperados en AMUS como Águila real, Águila perdicera, Alimoche, Cigüeña negra…

Algunas de estas aves serán puestas en libertad el próximo día 14 de Agosto en la alcazaba del castillo de reina (Badajoz).