Hoy es Miércoles 29 de Marzo de 2017
Golpe de calor
El consejero de Sanidad confirma que este verano se han producido 15 casos de golpe de calor y ningún fallecimiento
Vergeles ha dicho que hay que prestar especial atención a los ancianos que viven solos .
  • Publicado: 25/08/2016 15:12
  • por: extremadura.com
  • 305

El consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, ha confirmado que en Extremadura se han producido 15 casos de golpe de calor desde el 1 de junio, cuando se activó el Plan de Prevención por Altas Temperaturas, y que hasta el momento no se ha producido ninguna muerte.

Vergeles ha explicado que los síntomas del golpe de calor son sequedad de piel y mucosa, vómitos, mareos, calambres, agotamiento físico, dolor de cabeza, e incluso pérdida de conocimiento.

Ante estos síntomas, lo más importante es buscar un refugio a la sombra, rehidratar a la persona si está consciente, hacerla descansar con los pies ligeramente elevados, utilizar baños o compresas de agua fresca y buscar atención sanitaria si en algún momento se detecta que los síntomas están progresando.

Vergeles, que ha estado acompañado por el director gerente del SES, Ceciliano Franco; y por el subdirector de Epistemiología, Julián Mauro, ha comentado que este verano ha habido más alertas por altas temperaturas que en el año 2015 y ha recordado que se han activado 28 alertas naranjas y 32 amarillas, “frente a las 5 naranjas y las 28 amarillas del pasado verano”.

El consejero ha insistido en las recomendaciones que desde los servicios de urgencias y emergencias y sanitarios se hacen a la población y ha recordado que quienes precisan especial atención son las personas mayores, los niños menores de 4 años y aquellas personas que sin pertenecer a estos grupos sufren dolencias como como diabetes, dificultades respiratorias, demencia, etc.

Ha dado especial importancia a la hidratación y ha afirmado que hay que beber agua cada dos horas aunque no se tenga sed, sobre todo en las horas centrales del día, y que las comidas han de ser variadas como en otras épocas del año pero más ligeras, aunque se tengan que hacer varias comidas al día, incorporando verduras y  frutas con un alto contenido en agua como la sandía, el melón o la fruta de hueso.

Aconseja eliminar la ingesta de alcohol, sobre todo en las horas centrales del día, usar ropa cómoda, de colores claros, utilizar gafas de sol, sombreros y evitar realizar ejercicio físico en las horas centrales del día.

Vergeles ha dicho que hay que prestar especial atención a los ancianos que viven solos y que en la medida de lo posible estos mantengan contacto con los vecinos para saber cómo se encuentran.

También ha comentado que hay que controlar el grado de hidratación de los ancianos encamados y ha recordado que vigilando la piel y las mucosas informan del grado de hidratación.