Hoy es Viernes 26 de Mayo de 2017
Autoempleo
Educación y Empleo subraya que la demora en la aprobación del presupuesto es la causa del retraso en la ejecución de las Ayudas al Fomento del Autoempleo
Ya se han computado 3.200 solicitudes de personas y entidades interesadas en las mismas.
  • Publicado: 30/09/2016 16:29
  • por: extremadura.com
  • 99

La Consejería de Educación y Empleo ha explicado que el retraso en la ejecución de las Ayudas al Fomento del Autoempleo se debe a la demora en la aprobación del presupuesto regional, motivada ésta por el rechazo a las primeras cuentas presentadas por la Junta de Extremadura en noviembre.

La consejería ha recordado que los partidos de la oposición en la comunidad aprobaron una enmienda a la totalidad que tumbó el primer proyecto de Ley de Presupuestos de la legislatura. Por ello, teniendo en cuenta que el segundo proyecto de presupuestos no se aprobó hasta el 1 de abril, la convocatoria de las ayudas del Plan del Empleo Autónomo se ha demorado. De tal modo que hasta el 20 de julio no se pudieron convocar. Es debido a ello que, en dos meses, se ha podido ejecutar únicamente el 10,5 por ciento del presupuesto para tal fin que, en total en esta convocatoria, es de cerca de 29 millones de euros.

Estas ayudas, cuyo plazo de solicitud está abierto hasta el 31 de mayo de 2017, se están resolviendo a buen ritmo. Ya se han computado 3.200 solicitudes de personas y entidades interesadas en las mismas.

La Consejería de Educación y Empleo ha destacado que la Junta de Extremadura ha sido capaz de poner en marcha estas ayudas tan ambiciosas, que dedican más de la mitad de recursos que las convocadas en la legislatura pasada, en el primer año de gobierno de Guillermo Fernández Vara. Las anteriores ayudas de fomento del autoempleo no se sacaron hasta que pasaron dos años de la legislatura de José Antonio Monago.

PRINCIPALES NOVEDADES

Cabe recordar que estas ayudas incorporan importantes novedades. Es una convocatoria más sencilla y comprensible que su predecesora porque, además de simplificar en una única modalidad de ayuda, también se suprime el requisito de hacer una inversión inicial de 2.000 euros. Esto está facilitando mucho los trámites a la hora de presentar las solicitudes. Este requisito sí se mantiene para los denominados autónomos económicamente dependientes. Para estos sí se flexibilizan los trámites en otro sentido, ya que se admite como inversión inicial elementos como las licencias de software y los programas informáticos, por ejemplo, es decir, tanto el inmovilizado material, como el inmaterial.

Además, también se flexibiliza el tiempo en el que debe justificar tal inversión, ya que ésta puede hacerse en el momento de tramitar el expediente. La exigencia de la inversión para esta categoría de autónomos obedece a la prevención del fenómeno de los conocidos como falsos autónomos.

Por otro lado, se incentiva económicamente la actividad cuando ésta se desarrolla en alguno de los sectores económicos estratégicos pactados en la mesa de negociación con las asociaciones de autónomos.

En cuanto a los grupos de población que se incentivan, se apuesta claramente por el emprendimiento femenino sobre los demás y se incentivan como prioritarios, entre otros, desempleados con diversidad funcional, menores de 30 y mayores de 52 años, parados de larga duración en general, emigrantes retornados a Extremadura, así como aquellos que establezcan su actividad en localidades inferiores a 5.000 habitantes.

Asimismo se crea una nueva categoría preferente, formada por personas desempleadas que hayan participado en proyectos innovadores de empleo en el ámbito local, que se puedan desarrollar en los diversos programas financiados por el SEXPE.

De esta forma se busca, y a través de la orientación laboral que deberá jugar un papel importante, dar un sentido coherente al conjunto de las políticas activas de empleo que se ponen en marcha desde la comunidad para que encuentren un punto de conexión con la inserción laboral a través del autoempleo.

Por otro lado, la mayor simplificación se extiende igualmente al Plan de Empresa. Únicamente será validado a través de los recursos públicos, aunque en colaboración con distintas administraciones y se eliminan los incentivos a favor de los planes elaborados por agentes privados.