Hoy es Viernes 18 de Agosto de 2017
Mensaje de Navidad
Vara desea “lo mejor para el año que empieza” a todos los extremeños
  • Publicado: 02/01/2017 16:44
  • por: extremadura.com
  • 88

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, desea “lo mejor para el año que empieza” en su mensaje de Navidad dirigido a todos los extremeños desde la plaza de Almoharín, cuyo contenido transcribimos:

Muy buenas noches, queridos extremeños y queridas extremeñas, desde Almoharín, desde su plaza, tan hermosa como podéis comprobar.

Gracias, un año más, por permitirme entrar en vuestra casa este ratito, por poder estar juntos y desearos lo mejor para el año que empieza y en estas fiestas de Navidad.

Hace unos días me reuní con un grupo de jóvenes extremeños que están fuera. Uno está en California, otro está en Miami, otro está en Lima, otro en Toulouse, otra está en Londres. Un grupo de extremeños que ha venido a pasar las Navidades con su familia y que están fuera de nuestra tierra. Tengo sentimientos muy encontrados, os lo puedo asegurar. Por un lado, la nostalgia de saber que no los tenemos y, por otro, la esperanza de que donde están, están desarrollando todo el talento que han sido capaces de aprender en su tierra. Fabricando robots, llevando la comunicación de importantísimos deportistas, investigando en proyectos punteros…

Y esa es, yo creo, la mejor de las lecturas. Es verdad que estamos teniendo que pagar un precio muy alto, que muchos de nuestros hijos y de nuestras hijas han tenido que salir de Extremadura. También es verdad que son chicos y chicas con mucho talento capaces de desarrollar proyectos muy importantes y que ojalá, algún día, los puedan desarrollar en nuestra tierra. Para ello tenemos que trabajar conjuntamente de manera que lo podamos hacer posible.

Somos gente de pueblo y somos gente con pueblo, me decía alguna vez algún paisano. Y eso es lo que nos tiene que hacer sentir muy cercanos. Sentirnos muy próximos a nuestras tradiciones, a nuestras costumbres, pero no dejar de ser reivindicativos y, por supuesto, no resignarnos nunca.

Tenemos que ser exigentes en tres o cuatro cosas, por encima de cualquier otra consideración. Se agotó nuestra paciencia con el ferrocarril. Tenemos que plantear en nuestro país una batalla frontal contra la precariedad laboral.

Tenemos que luchar y buscar una solución para combatir esa precariedad laboral. Tenemos que ser capaces algún día de que el principio constitucional del derecho a una vivienda sea una realidad. Transformarlo y convertirlo en un derecho fundamental. Creemos que eso es algo absolutamente esencial.

Tenemos que ser conscientes, amigos y amigas, de algo fundamental. Si queremos a nuestros hijos y los queremos mucho, si les queremos dejar en la mejor de las situaciones y nos preocupa su futuro, su trabajo y su vivienda, nos tiene que preocupar también el mundo en el que van a vivir. La lucha contra el cambio climático tiene que ser para nosotros una batalla fundamental que tenemos que ejercer en primera persona todos y cada uno de nosotros. El mundo está necesitado de decisiones del conjunto de la ciudadanía. De la política y de los ciudadanos. Tenemos que ser conscientes de la importancia que tiene la conservación y, desde luego, la lucha contra el cambio climático tiene que ser uno de nuestros grandes objetivos. En Extremadura, la economía circular, el mantenimiento del ecosistema de la dehesa y todo lo que eso representa, supone un futuro mejor para nuestros hijos. Lo contrario serán inundaciones, incendios, mayores necesidades energéticas… Tenemos que ser conscientes que solo desde una posición firme, de todos y cada uno de los ciudadanos y ciudadanas, podremos combatir al cambio climático. Esta es una de las prioridades que debemos tener.

Este ha sido un año especialmente importante para mí en lo que a la igualdad de género se refiere. Hemos sido la primera comunidad autónoma en España en la que -a lo largo de este año, concretamente el 1 de julio- entró en vigor una ley que obligaba a todas las instituciones públicas a tener paridad -igual número de hombres que de mujeres- en los organismos, en los consorcios, en las fundaciones…

Yo me siento muy orgulloso de ese paso que dimos y me siento muy orgulloso de los pasos que hemos dado, pero también soy perfectamente consciente de todo lo que nos queda por hacer. Mientras haya una sola mujer en el mundo que muera por el hecho de haber nacido mujer nos quedará mucho tiempo y mucho camino por recorrer. Seamos conscientes de ello. Intentemos hacer siempre lo posible para poder conseguir cambiar esta realidad que, estoy convencido, a nadie nos gusta.

Soy un firme defensor del modelo cooperativo. Lo digo en un pueblo como Almoharín, que ha visto en el modelo cooperativo una de sus grandes esperanzas de futuro. Hoy el coworking o el crowfunding son el cooperativismo de hace 20 o 25 años. Tenemos que apostar y seguir apostando por un modelo, el de la Economía social, que junto al de la iniciativa privada han sido protagonistas de la historia de estos 30 años de nuestra comunidad autónoma. Tenemos que seguir apostando por este modelo siendo conscientes de que es una de nuestras grandes herramientas, de nuestras grandes salidas.

Os voy a confesar dos preocupaciones. Una de ellas tiene que ver con nuestros padres, con nuestros viejitos y con nuestras viejitas. Con aquellos que viven solos y de los que deberíamos ocuparnos y preocuparnos. Y os pido de verdad a todos, vecinos y vecinas de cada uno de los pueblos de Extremadura, alcaldes y alcaldesas, concejales y concejalas, que sé que lo estáis haciendo, os pido de verdad que tengamos una especial atención por las personas mayores que viven solas.

La familia es la solución de muchos problemas, por eso, cuando la familia no está, y llegan momentos de dificultad, cuando hay personas que no tienen a sus hijos cercanos, cuando no los tienen próximos, es necesario estar cerca de ellos. Os pido que seamos capaces de ser la familia de tanta gente que vive sola.

Os engañaría si no os dijera que también me preocupan nuestros pequeños. Hace unos años teníamos el problema del consumo de alcohol de los jóvenes y hoy tenemos el problema del consumo de alcohol de menores, de niños de 12, de 13 y de 14 años. Para mí es una verdadera y auténtica obsesión. Me llegan informaciones sobre la problemática del acceso a las oficinas de apuestas de los menores. También me preocupa que en nuestras grandes ciudades, niños y niñas de pandillas queden para pegarse. Estos son problemas que afectan directamente al corazón de la salud de la sociedad. Y tenemos que ser conscientes de combatirlo todos juntos hablando. Padres, familias, instituciones, responsables en cada uno de los sitios… Yo creo mucho en el diálogo, en la participación y en la búsqueda de soluciones, por eso creo que, probablemente, en nuestro país ha sobrado discurso y ha faltado diálogo. Probablemente ha sobrado postureo y ha faltado compromiso con la vida de las personas, con la vida de la gente de verdad, con aquellos que peor lo están pasando y con aquellos a los que les preocupa la vida de sus padres y de sus hijos. Falta de diálogo y de compromiso que tenemos que intentar solucionar entre todos.

Como siempre, y me conocéis desde hace ya mucho tiempo, me pongo a vuestra entera disposición para intentar seguir resolviendo los problemas que afectan a la vida de las personas, para ser útil a todos y a cada uno de los extremeños.

Por cierto, dentro de unos meses, Canal Extremadura se podrá ver en todo el territorio nacional, tal y como me pedían los extremeños de la diáspora a los que siempre recuerdo y a los que siempre quiero recordar. Espero que en un par de meses ese sea un problema resuelto.

En cualquier caso, lo más importante de todo es que seamos capaces de compartir proyectos comunes. De poner en común aquello que nos afecta, de encontrar espacios públicos que compartamos y que seamos capaces de luchar y trabajar en ellos conjuntamente. Se puede pensar de una manera, se puede pensar de otra, pero con respeto siempre por lo que cada uno piense. Tenemos que ser conscientes de que Extremadura nos necesita a todos en algunas cuestiones que son fundamentales, por eso he hecho también del diálogo y la concertación social una de las principales prioridades a lo largo de este tiempo.

Hoy estamos aquí para mirar hacia adelante con esperanza y mirar hacia detrás sin ira. Vuestros problemas son mis problemas, vuestras alegrías son mis alegrías.
Felices Fiestas. Os deseo lo mejor para el año 2017 y que no olvidemos en ningún rincón de Extremadura que la educación es el arma más importante del que disponemos para poder transformar nuestra vida y transformar el mundo.

Nada más y muchas gracias.