Hoy es Lunes 21 de Agosto de 2017
Gripe
El Sistema Centinela de Vigilancia de la Gripe detecta un fuerte aumento de la incidencia de la enfermedad en la región
  • Publicado: 19/01/2017 17:39
  • por: extremadura.com
  • 189

La tasa de incidencia de la gripe en Extremadura experimentó un fuerte aumento la semana pasada, pasando de 188 a 336 casos por cada 100.000 habitantes, según los datos recogidos por el Sistema Centinela de Vigilancia de esta enfermedad en la región.

Pese a ese incremento, normal para esta época del año, Extremadura es una de las regiones en las que la epidemia de gripe todavía tiene una intensidad “media”, mientras que la intensidad es “alta” en regiones del norte de España como Navarra y Castilla y León, según informa la Red Nacional de Vigilancia de la Gripe.

El informe semanal de la Subdirección de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública del SES señala que la evolución de la epidemia es “creciente” y prevé un aumento de la incidencia en la región durante las próximas semanas.

Según el mismo informe, en lo que va de temporada los médicos de Atención Primaria han atendido a unas 12.500 personas afectadas por la gripe, todavía muy por debajo de las cifras de una temporada “normal”, que se sitúan entre 30.000 y 40.000 personas atendidas en Primaria a causa de esta enfermedad.

43 CASOS GRAVES NOTIFICADOS

Por otra parte, los hospitales extremeños han notificado  cuarenta y tres casos graves que han requerido ingreso en estos centros desde el inicio de la temporada de vigilancia de la enfermedad hasta el  pasado domingo 15 de enero.

La pasada semana falleció uno de estos pacientes, que se suma a los cinco fallecidos anteriormente, con lo que el número de defunciones de pacientes con gripe esta temporada en la región  se eleva a 6, según el citado informe de  la Subdirección de Epidemiología.

En el conjunto de España, hasta la fecha se han notificado 837 casos que han requerido hospitalización y se han notificado 103 defunciones asociadas a la gripe.

De los restantes 37 casos graves notificados en nuestra región, 20 han recibido el alta y 17 continúan ingresados en los hospitales de la comunidad autónoma.

Del total de 43 pacientes graves hospitalizados en Extremadura, 40 tenían uno o varios factores de riesgo asociados a la gripe (93%), mientras que 2 no tenían otras patologías asociadas y en un caso no consta.

Los factores de riesgo más frecuentes están siendo, por este orden, enfermedad cardiovascular crónica (25 casos), diabetes (19), enfermedad pulmonar (14), enfermedad renal crónica (9), obesidad (5) e inmunodeficiencia (4 casos).

Del total de casos graves ingresados, veinticuatro (56%) no se habían vacunado contra el virus de la gripe, mientras que diecisiete (39%) sí lo habían hecho y en dos casos no consta.

Entre los pacientes fallecidos, todos ellos con factores de riesgo, cuatro no se habían vacunado y dos sí habían recibido la vacuna.

MOTIVOS DE INGRESO

El motivo del ingreso de estos pacientes han sido las diversas complicaciones que presentaban asociadas a la gripe, en la mayoría de los casos neumonía (33 casos), pero también co-infección –una segunda infección además de la gripe- (7), fallo multiorgánico (5)  y síndrome de distrés respiratorio agudo –insuficiencia respiratoria--(3).

Por tramos de edad, la mayoría de los pacientes graves son personas  de más de 70 años (22 casos), mientras que hay siete casos de personas entre 60 y 69 años, seis entre 50 y 59 años, dos entre 40 y 50 años, uno entre 30 y 39 años, dos entre 10 y 19 años y tres en el grupo de 0 a 9 años.

En Extremadura, como en el resto de España, el virus circulante es de tipo A, con un predominio casi absoluto del subtipo H3, a diferencia de las temporadas anteriores en que el subtipo predominante fue el H1N1. Se trata de un subtipo viral que sí estaba incluido en la vacuna dispensada este año.

Para evitar la transmisión de la gripe, la Dirección General de Salud Pública del Servicio Extremeño de Salud recuerda la importancia de seguir unas pautas básicas de conducta como lavarse las manos con frecuencia, cubrirse nariz y boca cuando se tose o estornuda, y evitar los saludos con contacto físico.

Para las personas con síntomas como fiebre o malestar general, también aconseja permanecer en casa hasta un día después de la desaparición de los síntomas –aproximadamente una semana-. 

Aunque la campaña oficial de vacunación concluyó a finales de diciembre, todavía hay dosis disponibles en los centros de Atención Primaria, donde pueden vacunarse todas las personas mayores de 60 años, los usuarios de cualquier edad con enfermedades crónicas cardiovasculares, pulmonares, hepáticas, neurológicas o con obesidad, insuficiencia renal, disfunción cognitiva u otras patologías o situaciones consideradas como factores de riesgo.

También está indicada la vacunación para personas que pueden transmitir la gripe a otras con alto riesgo de complicaciones, como los trabajadores de centros sanitarios o instituciones geriátricas, y profesionales de servicios públicos esenciales como fuerzas de seguridad, emergencias sanitarias o personal docente.

El SES recuerda a los usuarios que en caso de que tengan síntomas de la gripe deben acudir a consulta con su médico de cabecera en el centro de salud o consultorio que les corresponda para evitar colapsar los servicios de urgencias.