Hoy es Jueves 24 de Agosto de 2017
Sucesos
La Policía Nacional libera a una mujer que estaba retenida contra su voluntad y además era obligada a prostituirse
  • Publicado: 23/01/2017 15:56
  • por: extremadura.com
  • 168

El proxeneta contactó con la víctima a través de una conocida red social y la engañó para que se trasladara desde Badajoz hasta Camas (Sevilla).

Agentes de la Policía Nacional han liberado en Camas (Sevilla) a una joven de 26 años de edad, detenida ilegalmente y obligada a ejercer la prostitución en un polígono industrial de la ciudad de Sevilla. La víctima fue captada a través de una conocida red social por un joven de 21 años, que la engañó con falsas promesas para que se trasladara desde Badajoz hasta Camas. Una vez en la localidad sevillana, la retuvo en contra de su voluntad mediante agresiones físicas y amenazas, e incluso la mantuvo incomunicada para evitar que pidiera ayuda.

Amenazas y palizas continuas

La investigación se inició el pasado día 26 de diciembre en Badajoz a raíz de una denuncia de la familia de la joven, que informó a la Policía de su desaparición tras haberse trasladado a la localidad sevillana de Camas, donde se le perdió el rastro. Los agentes iniciaron las pesquisas y descubrieron que la joven había contactado a través de una conocida red social con un hombre de 21 años afincado en la localidad camera, días antes de su desaparición. También averiguaron, gracias a la colaboración de la Policía Local, que la joven se encontraba efectivamente en un domicilio de Camas y en compañía del chico al que conoció en Internet. Aunque la víctima manifestó inicialmente a los agentes encontrarse bien, los investigadores averiguaron que envió un mensaje de auxilio a una amiga para contarle que estaba retenida en contra de su voluntad, sometida a palizas y amenazas para evitar que escapara y obligada a ejercer la prostitución en un polígono industrial de Sevilla. 

Liberada la víctima y detenido el autor

Tras conocer este extremo, los investigadores pusieron en marcha un dispositivo en el entorno del domicilio donde se encontraba la joven, para proceder a la liberación de ésta y a la detención de su raptor, así como la identificación del resto de familiares de éste que residían en el mismo piso.

Una vez detenido el presunto autor y liberada la víctima, la joven declaró a los agentes que había contactado con esta persona a través de Internet, y que tras manifestarle que solía trabajar como prostituta, éste le ofreció trasladarse hasta Camas donde tenía un piso en Badajoz en el que podría ejercer esta actividad mejorando sus condiciones. Cuando la joven llegó a la localidad sevillana y descubrió que la realidad no era la pactada decidió marcharse, momento en el que el chico le propinó una paliza, le retiró el teléfono móvil para evitar que se comunicara con nadie y la encerró en su domicilio donde se mantuvo hasta el pasado día 18 de enero cuando fue liberada.

Durante este tiempo la víctima fue controlada por su raptor 24 horas al día y estuvo obligaba a ejercer la prostitución en un polígono industrial de Sevilla capital. Además, su proxeneta le retiraba lo que ganaba, estando presente incluso en el momento del pago del servicio. El hecho de no obtener ingresos por la actividad que realizaba, así como la falta de libertad y las pésimas condiciones en las que vivía –sin luz ni agua corriente, sin higiene mínima y comiendo alimentos procedentes de la basura– así como las continuas palizas que recibía, le llevaron a pedir ayuda a una amiga a través de su teléfono móvil en un momento de descuido de su raptor, que permitió a los agentes actuar para liberarla.

Tras la liberación la joven tuvo que recibir asistencia médica y sanitaria debido a las condiciones en las que había estado viviendo. El detenido -que contaba con antecedentes por delitos de distinta naturaleza- fue puesto a disposición judicial. 

"Con la trata, no hay trato. Denúncialo"

La Policía Nacional puso en marcha en abril de 2013 el Plan Policial contra la Trata de Seres Humanos con fines de explotación sexual, cuya segunda fase se ha activado el pasado mes de febrero. Desde entonces mantiene activos dos canales para posibilitar tanto la colaboración ciudadana como la denuncia de las víctimas: el teléfono gratuito 900.10.50.90 atendido las 24 horas por policías especializados en la lucha contra la Trata de Seres Humanos y el correo electrónico trata@policia.es