Hoy es Jueves 17 de Agosto de 2017
Mutilación genital
El Instituto de la Mujer elabora un protocolo para la prevención e intervención en la mutilación genital femenina en Extremadura
  • Publicado: 06/02/2017 17:45
  • por: extremadura.com
  • 221

La directora general del Instituto de la Mujer de Extremadura (IMEX), Elisa Barrientos; la directora general de Política Social, Infancia y Familia, Carmen Núñez, y la presidenta de la Asociación de Derechos Humanos de Extremadura (ADHEX), Flor Fondón, han presentado un protocolo para la prevención e intervención en mutilación genital femenina de Extremadura, con motivo de la conmemoración el 6 de febrero del "Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina".

Elisa Barrientos explicó que el objetivo fundamental de este protocolo es la prevención y va dirigido a los profesionales del ámbito sanitario, educativo, de los servicios sociales y de la Fiscalía de menores de la región, con el fin de que trabajen de forma coordinada desde el momento en que detecten que puede llegar a producirse o se ha producido un caso de mutilación genital femenina.

Por tanto, se trata de una herramienta integral para todos los profesionales, que abarca todas las fases del problema, desde antes de que se practique la intervención hasta que ya se ha llevado a cabo.

La Mutilación Genital Femenina –MGF- supone una violación de los derechos humanos de mujeres y niñas y es una manifestación más de las discriminaciones que sufren las mujeres solo por el hecho de serlo, es decir es una manifestación extrema de la Violencia de Género, y, según explicó Elisa Barrientos, no se trata de algo lejano, ya que basta con que el padre o la madre de una niña sean de una etnia en la que se realiza esta práctica para que haya que estar alerta.

La directora general del IMEX señaló que Extremadura es la cuarta comunidad autónoma que elabora un protocolo de estas características, ya que el que existe a nivel nacional está destinado únicamente a los profesionales sanitarios, por lo que destacó la necesidad de una herramienta similar de ámbito nacional, así como de una Ley contra la trata de mujeres.

A su  vez, Carmen Núñez indicó que el protocolo va destinado a los profesionales que trabajan de forma más cercana con las familias procedentes de países o etnias donde se practica la mutilación genital y se divide en varias líneas de actuación dependiendo del riesgo que exista.

GRAVES CONSECUENCIAS

Señaló que esta práctica, que se ejerce en diversas culturas y en numerosos países, atenta contra la salud física, psicológica, sexual y reproductiva de las mujeres y las niñas, y que tiene graves consecuencias físicas y psicológicas, llegando a causar en algunos casos la muerte.

Destacó que es necesario sensibilizar a los profesionales y a la propia familia para erradicar esta práctica, y estar muy atentos al atender a inmigrantes tanto en los servicios sociales, como en la atención primaria de salud y en los centros educativos, donde las menores pueden informar sobre la realización de un viaje a su país, y añadió que en caso de que se vulneren los derechos de las niñas la Fiscalía interviene directamente, ya que se trata de un delito.

Carmen Núñez también indicó que es necesaria la formación en el territorio de origen y explicó que en Extremadura existe una población de riesgo de 651 personas, entre mujeres, niñas y hombres, a los que se incluye por poder ser inductores.

Por su parte, la presidenta de ADHEX, Flor Fondón, señaló que es crucial que los profesionales extremeños dispongan de esta herramienta, pues hay casos que se han practicado en Extremadura, aunque lo habitual es que se realice cuando las niñas van de vacaciones a su país de origen.

Explicó que no se trata de una práctica ligada a la religión musulmana, y que se realiza sobre todo en África central, aunque debido a la globalización se da en todo el mundo, siendo una costumbre ancestral ligada a muchas creencias.

El 20 de diciembre de 2012 la Asamblea General de Naciones Unidas adoptó una resolución para la intensificación de los esfuerzos mundiales para la eliminación de la mutilación genital femenina, en la que reconoce que constituye “un abuso irreparable e irreversible que repercute negativamente en los derechos humanos de las mujeres y las niñas, afectando aproximadamente a entre 100 millones y 140 millones de mujeres y niñas en todo el mundo, y que cada año se estima que otros 3 millones de niñas corren el riesgo de ser sometidas a esta práctica en todo el mundo”, y exhorta a los Estados a intensificar las actividades de concienciación y de educación para terminar con esta práctica.

El 6 de febrero es el día acordado como Día Internacional de la Tolerancia Cero contra la Mutilación Genital Femenina, para hacer visible este problema y concienciar a la población sobre la gravedad del mismo y la necesidad de su erradicación.

En agosto de 2016, la Unión Africana en votación del Parlamento Panafricano (órgano legislativo de la Unión) prohibió practicar la MGF en todo el continente.