Hoy es Jueves 24 de Agosto de 2017
Sanidad
El Consejo Científico del SES reanuda su papel asesor tras un lustro sin convocarse
  • Publicado: 03/03/2017 16:55
  • por: extremadura.com
  • 378

El Consejo Científico Asesor del Servicio Extremeño de Salud (SES), formado por casi un centenar de personas pertenecientes a sociedades científicas, organizaciones y asociaciones profesionales junto con los responsables de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, se ha constituido y retomado su actividad después de toda una legislatura sin ser convocado ni tenido en cuenta.

Según ha explicado hoy el consejero de Sanidad y Políticas Sociales, José María Vergeles, este órgano asesor está encargado de emitir informes y opinar sobre las propuestas y decisiones trascendentales del sistema sanitario.

Al consejo han ido temas “de gran calado para el futuro del sistema sanitario”, según ha dicho Vergeles a los medios de comunicación antes de la reunión, celebrada en el Colegio Oficial de enfermería de Cáceres.

En ese sentido, el consejo conocerá el informe final sobre las modificaciones propuestas al Mapa Sanitario de Extremadura, la Estrategia de Cronicidad del SES , que quiere abordar el envejecimiento de la población desde el punto de vista sanitario, y la propuesta de Decreto para regular la publicidad sanitaria.

Vergeles, que ha indicado que el mapa sanitario está ya listo para ser tramitado, ha asegurado que la cronicidad es uno de los retos del SES, ya que  el envejecimiento incrementa la posibilidad de una mayor número de personas con enfermedades crónicas, por lo que se necesita una atención dirigida específicamente a ellas.

El consejero considera muy importante regular el tema de la publicidad sanitaria y ha afirmado que “lo queremos hacer vía Decreto”, con intención de que la información que reciben los ciudadanos y los pacientes sea veraz.

“No podemos seguir permitiendo determinadas publicidades que faltan a la verdad, como por ejemplo que se cura la diabetes o que se curan determinadas enfermedades que se controlan pero que, en realidad, no tienen cura”.