Hoy es Viernes 6 de Diciembre de 2019
Consejo de Gobierno
El Consejo de Gobierno aprueba el Plan General de Transformación en Regadío de 15.000 hectáreas en Plan General de Transformación en Regadío
La portavoz ha señalado que el regadío es un sector estratégico para la Comunidad Autónoma.
  • Publicado: 30/01/2018 16:02
  • por: extremadura.com
  • 525

El Consejo de Gobierno ha aprobado, en su reunión de este martes, un decreto por el que se aprueba el Plan General de Transformación en Regadío de 15.000 hectáreas en la comarca de Tierra de Barros y se declara de interés para la Comunidad Autónoma dicha transformación, según ha informado la portavoz del Ejecutivo, Isabel Gil Rosiña.

Además de este acuerdo, el Consejo de Gobierno ha aprobado dos importantes planes cuatrienales: el Plan General de la Cooperación Extremeña 2018-21, dotado con 45 millones de euros, y el V Plan Estratégico para la igualdad entre mujeres y hombres de Extremadura (2017-2021), que contará con un presupuesto de 241 millones de euros.

Por lo que respecta al regadío de Tierra de Barros, la transformación de esas 15.000 hectáreas tendrá un coste de 197 millones de euros y afectará a las localidades de Aceuchal, Alange, Almendralejo, Fuente del Maestre, Mérida, Ribera del Fresno, Solana de Barros, Torremejía, Villafranca de los Barros, Villagonzalo, Villalba de los Barros y La Zarza.

Gil Rosiña ha destacado que este proyecto beneficiará no solo a los propietarios y agricultores de los terrenos sino también a sectores de toda esa comarca y especialmente a la industria agroalimentaria.

Además, este proyecto permitirá elevar el nivel de desarrollo y mejorar el empleo  de esas localidades, así como fijar la población al territorio en el medio rural.

La portavoz del Ejecutivo ha señalado que la aprobación del decreto es un primer paso para la puesta en marcha de este proyecto, que será financiado a partes iguales por la Comunidad de Regantes, la Junta de Extremadura y la Administración del Estado, si bien, ha añadido Gil Rosiña, el proyecto no cuenta aún con el pronunciamiento favorable del Gobierno respecto a su viabilidad.

En este sentido, Gil Rosiña ha mostrado su confianza en que la Administración Central entrará a formar parte de un proyecto que ya conoce y que asumirá su parte correspondiente en la financiación.

La portavoz ha señalado que el regadío es un sector estratégico para la Comunidad Autónoma, con un total de 250.000 hectáreas que equivalen al 18 por ciento de la superficie total de tierras de cultivo.

El decreto aprobado hoy, ha recordado, se suma a otros que han supuesto la puesta en marcha de nuevos regadíos en Villanueva del Fresno y Monterrubio de la Serena, así como la creación de bolsas de tierra en seis zonas regables de la región.

PLANES DE IGUALDAD Y DE COOPERACIÓN

El Ejecutivo ha aprobado también el V Plan Estratégico para la Igualdad entre Mujeres y Hombres de Extremadura (2017-2021), que la portavoz ha definido como “la piedra angular” de las políticas se llevan a cabo en esta materia desde el Instituto de la Mujer de Extremadura y desde el gobierno regional en su conjunto.

El Plan está dotado con un total de 241 millones de euros para los próximos cuatro años, de los cuales, 23,3 millones irán destinados a la estrategia de lucha contra la violencia de género, que constituye el primero de los objetivos del Plan y que por primera vez está dotado presupuestariamente.

Para la elaboración del plan se ha consultado con un buen número de organizaciones de mujeres y de ciudadanos y ciudadanas, y también ha contado con el consenso de los partidos políticos y agentes sociales y económicos.

En otros aspectos, la portavoz ha señalado que el Plan cuenta con indicadores de evaluación interna sobre el cumplimiento de sus objetivos, a diferencia del plan anterior (2013/17), que no los incluía.

El plan consta de 6 ejes y 50 medidas, entre las cuales la portavoz ha destacado las que afectan a cuestiones como la lucha contra la violencia de género, la implantación de planes de igualdad en los centros educativos y la lucha contra la brecha salarial entre hombres y mujeres, que cifró en un 22 por ciento en nuestro país.

Por otra parte, el Ejecutivo ha acordado remitir a la Asamblea de Extremadura el Plan General de la Cooperación Extremeña 2018-21, que será presentado en la cámara regional por el director de la Agencia Extremeña de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AEXCID), Angel Calle, en una comparecencia a petición propia.  

La portavoz de la Junta de Extremadura ha manifestado que este nuevo plan, dotado con 45 millones de euros, supone la creación de un modelo propio de cooperación con nuevas perspectivas y herramientas de trabajo, todo ello conforme a los cambios que se están produciendo en el mundo.

La sostenibilidad de la vida, la lucha contra las desigualdades y la defensa de los derechos humanos son algunos de los aspectos que ha destacado Gil Rosiña, quien ha recordado que las beneficiarias y las protagonistas de este plan son las 235 organizaciones no gubernamentales de cooperación que tienen representación en Extremadura.

Otros datos facilitados por la portavoz son el número de personas que se beneficiaron de la cooperación extremeña en los dos últimos años, que cifró en un millón y medio y  pertenecientes a un total de 23 países.

SUMINISTROS VITALES

En el ámbito de la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales, el Consejo de Gobierno ha aprobado la modificación del decreto 202/2016, de 14 de diciembre, por el que se establecen las bases reguladoras de las subvenciones a conceder por la Junta de Extremadura a los municipios para la financiación de las ayudas para suministros mínimos vitales.

Esta modificación tiene como finalidad adaptar el decreto al nuevo régimen jurídico estatal regulador del bono social y otras medidas de protección al consumidor vulnerable de energía eléctrica.

Así, entre otras medidas, estos cambios permitirán financiar el 50 por ciento de la factura a los consumidores en riesgo de exclusión social que sean beneficiarios del bono social (con anterioridad a la aplicación de ese descuento), evitando que el suministro de energía eléctrica de su vivienda habitual pueda verse interrumpido por impago.