· ·

Con pequeños gestos diarios en nosotros mismos podemos cambiar el rumbo. Para cambiar el mundo primero es necesario cambiar nuestro mundo. Este video me resulta muy gráfico, y como en la mayoría de las ocasiones son las civilizaciones que menos tienen las que dan ejemplo al mundo de otra ACTITUD.