· ·

Lo primero es reunir los cuchillos adecuados. Hay que procurar cortar lonchas finas, de tamaño medio y con algo de grasa intramuscular para hacerlas más jugosas. El corte a cuchillo forma parte indiscutible del disfrute en la degustación del jamón ibérico de alta calidad.