· ·

Nuestro hombre burbuja sigue temiendo por su seguridad, incluso en una cena romántica con su pareja.