· ·

El presidente del Gobierno de Extremadura, José Antonio Monago, ha pedido a los ayuntamientos extremeños que se sumen a la reforma fiscal llevada a cabo por el Ejecutivo regional bajando, entre todos, los impuestos locales a los extremeños en cinco millones de euros, lo que supone un 1% de su recaudación. “Esto es cosa de todos, en la medida en que se cumplen objetivos, hay que acercarse a los ciudadanos”, ha subrayado.