· ·

La situación de España es crítica. Con un paro que ya está a la cabeza de la Unión Europea, alrededor del 23%, al PP le toca gestionar no sólo este problema, sino el caldo de cultivo de las manifestaciones de los sindicatos y las amenazas de huelga general por mor de sacar adelante la reforma laboral.