· ·

Acostumbrados y encantados con esa peculiaridad que otorga ser una ciudad fronteriza, el carácter pacense es abierto, desenfadado y solidario por naturaleza.
Cocina, arte, ocio... todo es original y distinto en Badajoz donde los conceptos adquieren nuevos matices, donde la frontera ha dejado de ser un garabato en un mapa, para convertirse en una verdadera filosofía de vida.
Descubre de la mano de Carla, una joven turista de 21 años, algunos de los lugares, más emblemáticos de Badajoz...