· ·

Palabras simples pero profundas las de Quintero. ¿Quién no habrá pasado por -eso- en la vida?.