• 1682
  • 0
  • 1
  • 0
  • 0

El verdadero interés de los mitos griegos es que la cultura del mediterráneo hizo a sus dioses a su imagen y semejanza, algo que no había ocurrido en otras culturas. Los griegos eran más realistas y existía una relación entre los seres humanos y los divinos. Los griegos nos transportan a una época en que la relación con la madre tierra y el hombre era evidente, abierta y sin precedentes.

La mitología nos deja apreciar la magia de los griegos, el brillo de ese mundo diferente, más vivo y animado. Un único mundo con una única búsqueda de lo esencial. Todas las búsquedas, una búsqueda. Todos los dioses, Dios.

Al fin y al cabo, nosotros, los hombres, llevamos toda la eternidad intentando averiguar y explorar una misma cosa: un sentido a nuestra existencia y un: ¿qué hay después? Verdaderamente no podemos decir que les vayamos a facilitar la solución, pero sí podemos asegurarles el disfrute de la búsqueda.

En este trabajo de lujo hay amor, humor y una esencia: el teatro es vida y es, además, divertido.

En este juego que va de los dioses a lo divino es donde podremos disfrutar de la elegancia del maestro Rafael Álvarez El Brujo y su dominio de las tablas, de esa mitología que ya hemos presentado como un mundo animado y apasionado.

 

Que así sea.

Herminia Pascual

 

 

REPARTO

Rafael Álvarez El Brujo

CUADRO ARTÍSTICO TÉCNICO

Fotografía: María Saavedra
Diseño Gráfico: H&R
Regidor: Juan Bastida
Diseño de Vestuario: Gergonia E. Moustellier
Realización de Vestuario: Talleres Moustellier
Diseño de Escenografía: Equipo Escenográfico PEB
Música en directo: Javier Alejano
Director Musical: Javier Alejano
Música original compuesta por Javier Alejano
Diseño de Iluminación: Miguel Ángel Camacho
Realización de escenografía: Tossal Producciones
Versión: Rafael Álvarez
Dirección: Rafael Álvarez

Directora de Producción: Herminia Pascual
Ayudante de Producción: Ana Gardeta
Jefe Técnico: Oscar Adiego
Distribución: Gestión y Producción Bakty, S.L.

Una coproducción de Festival de Mérida y la Compañía de Rafael Álvarez El Brujo, con la colaboración de la Junta de Andalucía