Hoy es Miércoles 13 de Diciembre de 2017
Acueductos romanos
Arqueólogos del Consorcio de Mérida descubren nuevos tramos de dos acueductos romanos situándolos entre los más largos de la península
García Cabezas ha destacado la labor del Consorcio y de sus profesionales.
  • Publicado: 10/10/2017 16:12
  • por: extremadura.com
  • 586

Arqueólogos del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, dentro de un trabajo de investigación sobre la infraestructura hidráulica de la Mérida romana, han descubierto nuevos tramos de dos acueductos emeritenses en el entorno del Parque Natural de Cornalvo.

Esta mañana, la secretaria general de Cultura, Miriam García Cabezas; el director del Consorcio de la Ciudad Monumental de Mérida, Félix Palma, y los arqueólogos Santiago Feijoo y Diego Gaspar han dado a conocer los primeros avances de la investigación que están llevando a cabo.

García Cabezas ha destacado la labor del Consorcio y de sus profesionales en la “conservación, restauración y revalorización de la riqueza arqueológica y monumental de Mérida”. En esta línea, ha subrayado que uno de los aspectos más importantes de la Mérida romana, y por tanto, “uno de los principales temas de investigación es el abastecimiento de agua”.

La responsable regional de Cultura ha señalado que este hallazgo en el entorno de Cornalvo “contribuirá a ampliar la complejidad del entramado de conducciones hidráulicas que abastecía a Augusta Emérita, aumentando también las perspectivas de investigación”.

Este descubrimiento y la investigación que se lleva a cabo ha sido posible gracias al uso de técnicas de teledetección aérea y a su tratamiento mediante sistemas de información geográfica, “poniendo en valor la línea de la innovación que se debe tener en la investigación, utilizando técnicas no invasivas en la arqueología”, ha manifestado García Cabezas.

Los arqueólogos Santiago Feijoo y Diego Gaspar han detallado los resultados de su investigación en la que han comprobado que algunos acueductos emeritenses son mucho más largos de lo que se pensaba y todavía queda en alguno por determinar cuál es su auténtico origen, por lo que aún es posible que haya novedades sobre su verdadera dimensión y recorrido, han apuntado.

El descubrimiento de nuevos vestigios a través de la innovación tecnológica, empleando datos LIDAR y confeccionando un modelo digital del terreno y un modelo digital de elevaciones, ha cambiado el concepto y extensión que se tenía de estas infraestructuras.

Se han encontrado así 30 nuevos kilómetros del canal de la conducción de Cornalvo, que se vienen a sumar a los 40 kilómetros ya conocidos. Además, han localizado 20 kilómetros de otro acueducto que nace en medio del Parque Natural y discurre al norte de la Sierra del Moro junto al río Aljucén. Desde allí, en un tramo perdido de otros treinta kilómetros, baja hasta unirse, probablemente, con el acueducto de las Abadías, aunque los arqueólogos no descartan que pueda hacerlo con el de Los Milagros o con el de Rabo de Buey.

El nuevo tramo localizado del acueducto de Cornalvo sigue hacia el norte desde el lugar que se consideraba hasta ahora como el nacimiento de la conducción, situado un poco más arriba del embalse. Desde allí sube hacia el norte llegando a atravesar la cuenca del Albarregas para pasar a la del Aljucén. En el término de Arroyomolinos se pierde al pasar al llano cultivado. Desde este último punto se abren varias posibilidades aún por definir.

DOS DE LOS ACUEDUCTOS MÁS LARGOS DE LA PENÍNSULA

Con lo que se ha localizado hasta ahora, el de Cornalvo ya se convierte en uno de los acueductos más largos de la península y es factible que alcance entre setenta y cinco y noventa kilómetros de canal, conformando una impresionante obra de ingeniería acorde a la importancia de Mérida.

De esta forma cobra relevancia la denominación que tuvo en época romana, el Aqua Augusta según reza en una inscripción procedente del estadio Municipal. Fue dedicada seguramente por Octavio Augusto en el s. I a.C., el fundador de la ciudad y el promotor de este acueducto construido para buscar a una enorme distancia las aguas para abastecer a sus antiguos legionarios.

El otro tramo encontrado pertenece a otro gran acueducto que tendría más de 50 kilómetros de largo. Es probable que se corresponda con el de las Abadías, del que hasta ahora solamente se conocían tres escasos kilómetros descubiertos también hace pocos años.

Con este proyecto se pretende recuperar la red hidráulica que abastecía a la ciudad de Mérida, intentando descubrir nuevos tramos y ramales perdidos para ir incorporándolos de forma progresiva.