Hoy es Miércoles 24 de Mayo de 2017
Campamento Dignidad
El Comité Extremeño contra el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia condena el ataque al local del Campamento Dignidad en Mérida
  • Publicado: 14/04/2016 17:46
  • por: extremadura.com
  • 351

Los integrantes del Comité Extremeño contra el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia han aprobado hoy un manifiesto en el que denuncian el ataque que ha sufrido el local del Campamento Dignidad en Mérida, donde se almacenaban ropa, calzado y artículos de higiene, cedidos por la ciudadanía, que han aparecido totalmente calcinados.

El material destruido tenía como destino la atención a los refugiados de la Jungla de Calais y Dunkerque. Además, el ataque ha ido acompañado de frases racistas aparecidas en diferentes lugares de la ciudad de Mérida.

Desde el Comité se pretende mostrar la solidaridad con las personas que de manera desinteresada trabajan en favor del colectivo de personas refugiadas que huyen de la guerra. En las próximas semanas, el presidente del Comité, Felipe González, a su vez director del Instituto de la Juventud de Extremadura, se reunirá en Cáceres con la Fiscal de Delitos de Odio y Discriminación para estudiar este y otros temas relacionados.

Por otra parte, desde este organismo se han ofrecido al Campamento Dignidad los servicios de asesoría jurídica del Centro de Derechos Humanos de Extremadura para proporcionar el apoyo necesario.

En cumplimiento de sus objetivos, el Comité seguirá trabajando para promover el respeto a los Derechos Humanos, prevenir actitudes que conduzcan a la exclusión social y educar en valores como la solidaridad, la justicia y la igualdad.

En las próximas reuniones se va a trabajar para poner en marcha nuevas acciones dirigidas específicamente al colectivo de jóvenes y a fomentar el respeto y la solidaridad con los miles de personas refugiadas cuyos derechos están siendo continuamente vulnerados.

El manifiesto termina recordando que este es un tema de especial sensibilidad para los extremeños que, históricamente, y como consecuencia de la Guerra Civil, han sufrido situaciones similares como refugiados durante el exilio.

Además, en casi todas las familias extremeñas hay algún miembro que tuvo que emigrar para buscar mejores condiciones de vida en otros países. Extremadura siempre ha sido una comunidad solidaria y ha ofrecido sus recursos al Gobierno central para acoger en Extremadura a personas refugiadas procedentes de zonas de conflicto.