Hoy es Viernes 18 de Agosto de 2017
Academia Europea de Yuste
La Academia Europea de Yuste lamenta la muerte del pensador y miembro de la institución, Tzvetan Todorov
  • Publicado: 08/02/2017 17:12
  • por: extremadura.com
  • 84

Tomó posesión de su sillón en 2008 junto a otros siete destacados intelectuales

La Academia Europea de Yuste ha mostrado su pesar por el fallecimiento del filósofo, historiador, sociólogo y filólogo búlgaro, Tzvetan Todorov, quien murió este martes a los 77 años en París. Todorov era miembro de la Academia Europea de Yuste desde 2008, cuando tomó posesión del sillón Rousseau durante la ceremonia de entrega del Premio Europeo Carlos V a la política francesa Simone Veil, primera mujer presidenta del Parlamento Europeo.

Además de asistir a la imposición de la medalla que le acredita como miembro de la Academia Europea de Yuste, día en el que también se le comunicó que había sido galardonado con el Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales por representar “el espíritu de la unidad de Europa, del Este y del Oeste, y el compromiso con los ideales de libertad, igualdad, integración y justicia”, Tzvetan Todorov hizo el discurso en Yuste en nombre de los académicos designados ese año.

En su intervención habló de la unidad e identidad europea, argumentando que la unidad de Europa “reside en su manera de administrar las diferentes identidades regionales, nacionales, religiosas o culturales que la constituyen, dándoles un nuevo estatuto y aprovechando esa misma pluralidad”. En cuanto a la identidad, según el filósofo, “se basa en la renuncia de la violencia”, añadiendo que “la proximidad de los otros se convierte en una fuente de beneficios”.

En su discurso explicó que en el seno de la Unión, no todos los países tienen el mismo peso, pero “todos se pliegan a la misma justicia”, por lo que los estados más poderosos, “se ven obligados a ayudar a los que son más débiles porque los derechos no dependen de la fuerza”.

Todorov cerró su discurso, que sigue siendo de actualidad ocho años más tarde, recordando que “el pluralismo de los orígenes y la apertura a los otros se convirtieron en la marca de Europa” y para ello recordó la versión del historiador griego, Heródoto, sobre el nacimiento de Europa: una mujer doblemente marginal por ser extranjera e inmigrante involuntaria que habita en una isla, lejos del centro, que los cretenses convirtieron en reina y los europeos en su símbolo.

El sociólogo también participó en la reunión que la Academia Europea de Yuste celebró ese mismo año en Cáceres donde se aprobó la declaración ‘Lo que todos los escolares deberían saber sobre Europa: hacia un curriculum interactivo sobre civilización europea para alumnos de bachillerato’:
http://www.fundacionyuste.org/wp-content/uploads/2015/09/escolares2008_es.pdf

Además, Todorov, como el resto de académicos de Yuste, formaba parte del Consejo Asesor de la revista ‘Pliegos de Yuste’ que publica la Fundación Academia Europea de Yuste.

El filósofo búlgaro fue nombrado académico junto al político finlandés Martti Ahtisaari, presidente del país entre 1994 y 2000, y Premio Nobel de la Paz, galardón que recibió ese mismo año, que ocupa el sillón Nicolás Copérnico; a la historiadora María del Carmen Iglesias Cano, Académica de Número de la Real Academia Española, que ostenta el sillón Montesquieu. También fue nombrada académica la historiadora portuguesa, Manuela Mendonça, presidenta de la Academia Portuguesa de la Historia, que ocupa el sillón Juana de Arco; la política rumana, Monica Luisa Macovei, actualmente miembro del Parlamento Europeo, que ocupa el sillón Eugène Ionesco; el político extremeño Juan Carlos Rodríguez Ibarra, presidente de la Junta de Extremadura entre 1983 y 2007, con el sillón Manuel Godoy; la editora alemana Inge Schoenthal Feltrinelli, consejera de la Fundación Giangiacomo Feltrinelli y miembro del Comité Promotor de la Escuela de Libreros “Umberto y Elisabetta Mauri”, que ocupa el sillón Clara Zetkin, y el científico y político, Federico Mayor Zaragoza, director general de la Unesco entre 1987 y 1999, con el sillón Leonardo Da Vinci.

El Patronato, los Miembros de la Academia y todo el equipo de la Fundación Academia Europea de Yuste sienten la enorme pérdida para la cultura Europea de una gran persona e intelectual, pensador y europeísta convencido, sumándose al dolor que no sólo su familia, sino todos los que le conocieron y leyeron estarán sintiendo en este momento.