Hoy es Sábado 25 de Noviembre de 2017
Migraciones
El Observatorio de Migraciones forzadas, Asilo y Fronteras, en el que participa la AEXCID, presenta su segundo informe
  • Publicado: 25/07/2017 16:11
  • por: extremadura.com
  • 412

La Agencia Extremeña de Cooperación Internacional al Desarrollo (AEXCID) de la Junta de Extremadura financia el proyecto del Observatorio de Migraciones forzadas, Asilo y Fronteras que ha permitido la elaboración de un informe sobre la situación de las personas refugiadas en Italia con origen en las costas de libia, a cuya presentación ha asistido en Madrid el director de la AEXCID, Angel Calle.

Destaca este informe las 180.000 plazas disponibles del Estado italiano en oposición a las 8.000 que tiene España.

No obstante, el informe relata la situación de extrema vulnerabilidad que tienen estas personas en el país. A pesar de los esfuerzos italianos, su modelo de acogida está lucrando a un sistema de empresas vinculadas a la mafia y demás organizaciones lucrativas.

El director de la Aexcid, Ángel Calle, por otra parte, ha recriminado el "código de conducta" que Europa quiere imponer a las organizaciones que están salvando vidas en el Mediterráneo.

"La señora Cospedal, que vincula refugiados y yihadistas, de manera peligrosa, y el ministro Zoido, que afirma que las ONGD hacen efecto llamada, son los que deberían aplicarse un código de conducta ético y moral, o mantener el silencio cómplice que han tenido hasta el momento".

Por otro lado, el director afirma que el resto de las regiones deberían seguir el acuerdo por el Pacto de Estado sobre Asilo y refugio que se acordó la semana pasada en la Asamblea de Extremadura, impulsado por PSOE y PODEMOS.

MÁS DE 2.200 MUERTES

En la presentación del documento, la Comisión Española de Ayuda al Refugiado (CEAR) detalló que en lo que va de año han llegado a Italia más de 85.000 personas a través del mar, y lamentó que las más de 2.200 muertes en esta travesía confirman la frontera sur de Europa como la más mortal del mundo.

“Los líderes europeos tienen 2.200 pruebas de que su política migratoria centrada en blindar y alejar fronteras conduce a la muerte a personas que tenían en Europa su última esperanza para salvar sus vidas”, apuntó Estrella Galán, secretaria general de CEAR.

Además, Galán rechazó que la labor de rescate de diferentes ONG pueda suponer una invitación a nadie para arriesgar su vida y criticó la criminalización y los impedimentos que tratan de poner a su labor las autoridades europeas. “Las personas que atraviesan el mar lo hacen únicamente por las situaciones de peligro que afrontan en sus países, poner trabas a quienes tratan de salvar vidas solo supondrá aumentar el número de muertes”.

El denuncia que tras el viaje en alta mar, a su llegada a los puertos italianos los ocupantes de los barcos pueden permanecer varias horas en las embarcaciones antes de ser atendidos. “El proceso de identificación se lleva a cabo horas después de que las personas hayan sido rescatadas en alta mar, por lo que muchas se encuentran todavía en estado de shock debido a las experiencias vividas en Libia y la dureza del viaje por lo que no se encuentran en condiciones óptimas para afrontar una entrevista de la que depende su futuro”, explica Nuria Díaz, portavoz de CEAR y coautora del informe.

CEAR señala graves carencias que impiden que las personas que llegan a Italia vean garantizado su acceso al derecho de asilo. En particular, para la entidad resulta preocupante la clasificación entre migrante económico y solicitante de protección internacional que se realiza en muchas ocasiones únicamente según la nacionalidad y a través de preguntas tendenciosas.

El informe detalla problemas de espacio, sobreocupación e incluso falta de agua en los llamados hotspots, desde donde se debería iniciar el proceso de reubicación. Además, la falta de plazas de acogida ha provocado que las autoridades italianas opten por contratar los servicios de actores no especializados, entre ellos empresas privadas sin ninguna experiencia en la atención a personas refugiadas.