· ·

Siempre he manifestado mi rechazo a encumbrar a esta muchacha sin rumbo, perroflauta prefabricada y rebelde de postín. Tampoco he aceptado que "nos la cuelen" como representante o embajadora de nuestra tierra. El tiempo pone a cada uno en su sitio, y con su última barrabasada, Bebe se "coloca" -nunca mejor dicho- en el grupo de músicos de talento dudoso que sólo se convierten en noticia cuando dicen barbaridades. ¿Qué opináis de su actitud y de su música, compañeros?