Hoy es Viernes 15 de Diciembre de 2017
Sorolla
El Museo de Cáceres inaugura una muestra sobre la estancia de Sorolla en la región y su obra “Extremadura. El mercado”
Esta muestra trata de reconstruir la visita de Sorolla a Extremadura y sobre todo la huella que dejó con su obra.
  • Publicado: 11/10/2017 16:47
  • por: extremadura.com
  • 636

“La muestra ‘Extremadura en la mirada de Sorolla. 1917-2017’ es un homenaje a la visita que el pintor hizo hace cien años a Extremadura y es una muestra más de la apuesta por la cultura de la Secretaría General».

Así se ha referido la secretaria general de Cultura, Miriam García Cabezas, a la exposición que sobre la obra de Sorolla y su estancia en Extremadura hace ahora un siglo se ha inaugurado en el Museo de Cáceres en un acto en el que han acompañado a la responsable de cultura, además de la alcaldesa de Cáceres, Elena Nevado, el director general de Bibliotecas, Museos y Patrimonio Cultural, Francisco Pérez Urbán, la responsable del servicio de Museos de la Junta, Ana Jiménez así como el director del Museo, Juan Valadés, el responsable del Vostell Malpartida, José Antonio Agúndez, y la directora del Archivo Histórico Provincial, Esperanza Díaz.

García Cabezas ha recordado que Sorolla hizo dos viajes a Extremadura, ambos en 1917. El primero de ellos, de pocos días, en enero y, el segundo, a finales de octubre. Como consecuencia de ese viaje, “Sorolla creó en Plasencia una obra para la eternidad que durante cien años ha marcado la imagen de Extremadura en los demás”, ha precisado la responsable cultural, recordando que esta visita “enriqueció con apuntes hechos por el propio Sorolla así como algunos preparatorios y tres óleos sobre lienzo, además de los hechos por su colaborador, Santiago Martínez”, ha apuntado.

El director del Museo, Juan Valadés, ha indicado que esta muestra “trata de reconstruir la visita de Sorolla a Extremadura y sobre todo la huella que dejó con su obra y la influencia de ésta”, ha apuntado. Peor no solo cuadros, sino dibujos y ‘gouaches preparatorios que dejó en Plasencia así como las cartas que escribió a su mujer desde la capital del Jerte. Sorolla aportó una “visión del pintoresquismo y tipismo extremeño a través de la indumentaria reflejada en sus cuadros”, un hecho que posteriormente siguieron fotógrafos como Ortiz de Echagüe, las obras de Juan Caldera o Eulogio Blasco, o las fotos de Daniel Lewis, que está recorriendo España siguiendo el viaje de Sorolla.

La muestra está compuesta por 23 dibujos, más de 30 fotografías (muchas de ellas hechas por el hijo de Sorolla, que acompañó a su padre en su viaje), cuatro cartas, tres lienzo de Sorolla y uno de Santiago Martínez, cuatro fotografías de Ortiz de Echague, tres lienzos de Juan Caldera, uno de José Morales, otro de Eulogio Blasco y las cuatro fotografías de Daniel Davies, entre las que se encuentra una realizada a la bisnieta de Marcelina Domínguez ‘la carrasca’, que posa con el mismo traje que lo hizo su bisabulea para Sorolla.

LA MUESTRA

La exposición “Extremadura en la mirada de Sorolla. 1917-2017” quiere ser la aportación del Museo de Cáceres, dependiente de la Junta de Extremadura, a la conmemoración del centenario de la visita a Extremadura de Joaquín Sorolla. La muestra trata de presentar la huella que ha quedado en Extremadura del paso de Sorolla, no solamente en Plasencia, donde desde luego realizó su magnífica obra “Extremadura. El mercado”, sino también en Mérida y en Cáceres.

Joaquín Sorolla realizó en 1917 dos viajes a nuestra región. El primero, de sólo unos pocos días, le llevó a comienzos del mes de enero primeramente a Mérida y, después, a Cáceres, para finalizar en Plasencia. En aquel primer viaje, Sorolla quería ver los escenarios naturales en los que a él le gustaba pintar, documentarse, elegir un fondo para su cuadro capaz de representar la riqueza histórica y todo el pintoresquismo de la región.

Del mismo modo, y casi de manera principal, buscaba a los personajes, los tipos populares que tanto le atraían y que son los que a la postre dieron todo el carácter y la personalidad a su serie “Visión de España” que hoy puede admirarse en la Hispanic Society of America, de Nueva York.

La riqueza arqueológica de Mérida le atrajo, desde luego, al igual que la Ciudad Monumental cacereña, donde parece que se sintió especialmente atraído por las aguadoras de Fuente Concejo, pero fue la hermosura de Plasencia, presidida por su catedral vista desde el Puente de Trujillo, y las mujeres y los hombres de Montehermoso, quienes terminaron protagonizando su obra definitiva.

Sorolla conocía ya, por imágenes, la indumentaria montehermoseña y sabía que el mercado de los martes en la Plaza Mayor placentina se poblaba de estos personajes a los que las gentes de Plasencia estaban acostumbradas, pero que a los ojos de este gran artista resultaron absolutamente irresistibles por su tremenda fuerza y autenticidad.

REPERCUSIÓN DE LA OBRA DE SOROLLA

La impronta dejada por Sorolla en la representación de la imagen típica de Extremadura, encarnada como él hizo en la indumentaria montehermoseña, ha tenido un gran eco en otros artistas posteriores, tanto de nuestra región como de fuera de ella. Es preciso destacar entre ellos al fotógrafo José Ortiz Echagüe, autor de numerosas exposiciones que dieron la vuelta al mundo y del fundamental libro “España. Tipos y trajes” que recoge estas imágenes desde 1931.

Las fotografías de montehermoseñas realizadas por Ortiz Echagüe en la propia localidad son conocidísimas y han tenido gran difusión y repercusión. De ellas, el Museo trae cuatro originales de las que se conservan en el madrileño Museo del Traje, al que también agradecemos su ayuda en la exposición.

Son numerosos los artistas extremeños que han seguido también esa estela sorollesca en su visión del tipismo de nuestra región. En gran parte, y gracias a ellos, el traje femenino de Montehermoso, y especialmente su gorra, se ha convertido en un verdadero icono de la extremeñidad que define a la región en todo el mundo. Hay que destacar en este sentido las obras del pintor cacereño Juan Caldera, que se incluyen en esta exposición gracias al compromiso de la Excma. Diputación de Cáceres con este proyecto, como también los cuadros del cacereño Eulogio Blasco y del placentino José Morales, perteneciente el primero a una colección particular y el segundo a los fondos propios del Museo de Cáceres.

Se ha querido cerrar la exposición con cuatro obras contemporáneas, que vienen a completar el ciclo creativo de Sorolla en nuestra región; se trata de las obras que el fotógrafo Daniel Davies está realizando en su periplo por España siguiendo los pasos de Sorolla cien años después en una muestra que podrá visitarse hasta el 26 de noviembre.