Hoy es Jueves 24 de Mayo de 2018
REDEX
La Guía de Fiestas Turísticas de Extremadura Rural de REDEX recoge las principales festividades de la región
REDEX y miembros de los 24 grupos de acción local junto a empresarios del mundo rural de Extremadura.
  • Publicado: 17/01/2018 20:51
  • por: Sandra Alonso
  • 1753

El mundo rural extremeño cuenta con recursos que han favorecido un crecimiento del turismo en la región. Entre ellos, están las manifestaciones festivas que se celebran en toda la geografía extremeña, un interesante y potente activo turístico acompañado de una importante dimensión cultural y lúdica.

Fiestas reunidas en la “Guía de Fiestas Turísticas de Extremadura Rural”, presentada en el stand de Extremadura en la 38 edición de la Feria Internacional del Turismo (FITUR) 2018 celebrada del 17 al 21 de enero en Madrid.

Aurelio García Bermúdez, presidente de la Red Extremeña de Desarrollo Rural (REDEX), ha explicado durante su intervención que con la elaboración de la guía tenían como objetivo “resaltar el gran trabajo hecho por la gente en las comarcas para conseguir una Fiesta de Interés Regional o Nacional porque es muy importante para el mundo rural”.

En la guía se recogen fiestas de carácter gastronómico como la de Monasterio, Montánchez o Jerez de los Caballeros; Festivales con actividades culturales, gastronómicas y deportivas como el Otoño Mágico en El Valle del Ambroz, las representaciones de teatro clásico en las ciudades romanas de Regina Turdulorum y Cáparra dentro del Festival de Teatro Clásico de Mérida, fiestas como el Cerezo en Flor en El Valle del Jerte; o ferias de carácter etnográfico que muestran la artesanía de la zona como la Feria de la Alfarería y el Barro en Salvatierra de los Barros. A estas celebraciones se suman representaciones teatrales como El Alcalde de Zalamea, que se celebra en Zalamea de la Serena, Los Conversos, en Hervás, o la Ruta Literaria del Romanticismo en Almendralejo.

Otros eventos destacados versan sobre la religiosidad vivida según las manifestaciones relacionadas con la Semana Santa, como en Jerez de los Caballeros o los Empalaos de Valverde de la Vera, el Día de la Hispanidad en Guadalupe en honor a la Virgen de Guadalupe o las festividades de San Antón y San Blas; o la presencia del mundo taurino con los Sanjuanes de Coria, donde se funde la herencia ancestral del toro y el fuego en la magia y mística que rodea a la noche de San Juan; o incluso los carnavales como elemento transgresor en Navalmoral de la Mata; y actividades festivas de carácter leyendístico y mitológico nutridas de la tradición prerromana, romana y medieval que perviven en Los Diablos de Valverde de Leganés, o la leyenda de la Zaragutía Mora en Alconchel.

Concretamente, la "Guía de Fiestas Turísticas de Extremadura Rural" hace un recorrido por las fiestas de la Sierra de Gata, El Valle del Apagón, Las Hurdes, Trasierra-Tierras de Granadilla, El Valle del Ambroz, El Valle del Jerte, La Vera, Monfragüe y su entorno, Campo Arañuelo, la zona Tajo-Salor-Almonte, la Sierra de Montánchez y Tamuja, la comarca Miajados-Trujillo, Villueras Ibores Jara, la Sierra San Pedro-Los Baldíos, la comarca de Lácara, las Vegas Altas del Guadiana, La Siberia, La Serena, la Sierra Grande-Tierra de Barros, la comarca de Olivenza, la Sierra Suroeste, Zafra-Río Bodión, Tentudia y la Campiña Sur.

Estas festividades son un espacio de encuentro donde converge la tradición, el folclore, la creencia, el mito, la gastronomía, la cosmovisión humana y las relaciones más directas de una colectividad con su entorno tangible e intangible. Y esto se convierte en un regalo para los sentidos que no dejan indiferentes a los visitantes.

Otoño Mágico en El Valle del Ambroz

En FITUR, Oscar Mateo Prieto, presidente de la Asociación Desarrollo Valle del Ambroz (DIVA), ha explicado en qué consiste la Fiesta del Otoño Mágico. Esta festividad ha sido declarada de Interés Turístico Nacional y se celebra durante los fines de semana de octubre y noviembre por todos los pueblos de Ambroz. Son decenas de actividades que van desde el senderismo, la gastronomía, la aventura o actividades deportivas, entre muchas otras, dirigidas a públicos con gustos y edades diversas. Una experiencia única acompañada por los colores ocres de los frondosos bosques de castaño y roble.

“Esta es la única festividad declarada de Interés Turístico Nacional celebrada en noviembre que tiene lugar durante todo el mes”, tal y como ha señalado el presidente de la asociación. A través de esta celebración se presenta el arraigo cultural, con la trashumancia o la calbotada; se da a conocer la variedad gastronómica propia del norte de Cáceres, como el cerdo, la caza, las setas, las castañas, entre otras.

También el patrimonio, desde los letones, los celtas, que están en la zona de Segura de Toro, pasando por los vestigios romanos, los baños de Montemayor, o El Barrio judío de Hervás. “Pero lo que nos hace tener éxito es nuestra herencia medioambiental. Un valor que se debe a las montañas como Gredos y a nuestras gentes, que son capaces de acoger a los visitantes con amabilidad y con una gran profesionalidad. Ese es nuestro gran valor”, ha añadido.

En definitiva, el Otoño Mágico es una Fiesta de la Naturaleza donde la melancolía otoñal se convierte en alegría.

Fotos