Hoy es Miércoles 21 de Noviembre de 2018
Innovación Rural
Los proyectos extremeños “Laneras” y “Extremerinas”, premiados en el Foro Mundial que se celebra en Moraleja
  • Publicado: 08/11/2018 18:33
  • por: extremadura.com
  • 485

La presidenta de la Diputación ha abogado por la cooperación internacional para el desarrollo del mundo rural, principal objetivo de este foro de intercambio transfronterizo del territorio EUROACE.

La localidad cacereña de Moraleja es estos días la sede del IV Foro Mundial de Innovación Rural, que cita a empresas, agentes sociales y económicos y administraciones del denominado territorio EUROACE, Extremadura, Alentejo y Centro de Portugal.

La presidenta de la Diputación de Cáceres, Charo Cordero, acompañada del alcalde de Moraleja, Julio César Herrerro, y del presidente de la Cámara portuguesa de Idanha-a-Nova, Armindo Moreira, ha inaugurado este encuentro en el que se busca el intercambio de experiencias empresariales de éxito en el mundo rural, y al que acuden, incluso, iniciativas de otros puntos del planeta, al margen del territorio EUROACE.

En este marco, se han fallado los premios de Innovación rural, destinados a dar visibilidad a empresas e instituciones, que destaquen por su excelencia e innovación en el territorio transfronterizo. En este caso, las premiadas han sido dos iniciativas extremeñas, como son el proyecto “Laneras”, de la cooperativa Actyva, que ha obtenido el Primer premio, y el proyecto “Extremerinas”, que ha merecido la Mención especial.

En su intervención, la presidenta de la Diputación ha instado a seguir trabajando firmemente en la cooperación internacional como instrumento clave para el desarrollo del mundo rural y para cambiar las tendencias demográficas de los pueblos. Precisamente, esta internacionalización es uno de los pilares de este Foro, organizado por la Institución provincial, el Ayuntamiento y la Cámara portuguesa, aunando el esfuerzo en torno a los territorios de La Raya, con características y problemas comunes, un foro que nació en 2015 y que se celebra anualmente, de forma alterna en un lado u otro de La Raya.

A lo largo de dos días, se irán conociendo experiencias muy concretas que han tenido éxito en el mundo rural, enmarcándose en cuatro paneles temáticos: Bio-Regiones; Un cambio de paradigma. Afirmación como territorios indispensables; Mercados agroalimentarios y ecológicos de proximidad, y Aprovechamiento de bosques.

Los premiados

“Laneras”. Este proyecto ganador del primer premio, nace en 2015, en el seno de la cooperativa extremeña Actyva, con el que se está revalorizando la lana merina en Extremadura. Teniendo en cuenta que Extremadura es una de las primeras productoras de lana merina del país, “laneras” ha reunido a mujeres en el entorno rural, que son las que están al frente del proyecto, para recuperar la producción de la lana, que, según se explica en la descripción del proyecto, “es un catalizador, una oportunidad de revitalizar la tierra y los lazos sociales, además de generar beneficios a toda la comunidad y el territorio tanto sociales, culturales, económicos y medioambientales”.

En este sentido, se apuntan beneficios medioambientales, teniendo en cuenta las propiedades de la lana como materia prima natural, biodegradable y renovable, además de promoviendo que la ganadería ovina sea más viable, así se “puede favorecer la preservación del entorno, la biodiversidad y la mejora de pastos, la regeneración de la dehesa extremeña, y el apoyo de razas autóctonas en peligro de extinción, como es el caso de la merina negra”.

“Extremerinas”. Este proyecto que ha ganado la Mención especial, nació en 2014 y está liderado por la diseñadora danesa Charlotte Houman, afincada en Extremadura, y Concha Salguero, coordinadora de proyectos en la Asociación Trashumancia y Naturaleza. A ellas se unió la Ganadería Cabello-Bravo de Siruela, y a partir de ahí se comenzó a trabajar en el diseño de mantas de sofá de alta calidad, tejidas con lana de ovejas merinas extremeñas blancas y negras.

La descripción del proyecto apunta a que “el pastoreo extensivo y sostenible ayuda a combatir el cambio climático”, siendo, por lo tanto, “una herramienta de tecnología punta ancestral y las ovejas trashumantes lanzaderas de biodiversidad”.