Hoy es Martes 4 de Agosto de 2020
Escuelas Profesionales
Esther Gutiérrez destaca la oportunidad formativa de las Escuelas Profesionales
  • Publicado: 31/07/2020 15:38
  • por: extremadura.com
  • 110

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, y la directora general de Calidad en el Empleo, Ana Jiménez, han visitado la Escuela Profesional ‘Tajo-Salor Sostenible’, de la Mancomunidad Tajo-Salor, donde se forman hasta diciembre 45 personas en agricultura ecológica; cocina y operaciones básicas; y en montaje y mantenimiento de instalaciones de energías renovables y montaje y mantenimiento de instalaciones solares fotovoltaicas, en las tres sedes de esta escuela situadas en Arroyo de la Luz, Malpartida de Cáceres y Casar de Cáceres, esta última visitada este viernes.

Como ha destacado la consejera, el programa Escuelas Profesionales es una oportunidad para que las personas participantes mejoren su empleabilidad a través de formación práctica que, en este caso, es un yacimiento importante de empleo, que está creciendo exponencialmente, como son las energías renovables. Además, este programa supone una apuesta por el mundo rural y la lucha contra la despoblación.

Los participantes en el programa de Escuelas Profesionales tienen una inserción laboral neta en el sector en el que se ha formado del 21,40 por ciento. La inserción laboral bruta, en otros sectores diferentes al de formación de la Escuela Profesional, es del 60,89 por ciento.

Las 1.485 personas que participan en esta edición del Programa Escuelas Profesionales llevan ya dos meses completando su formación en alternancia con el empleo de manera presencial. Lo hacen, eso sí, cumpliendo con las medidas de seguridad, higiene y distanciamiento acordadas, ya que las entidades promotoras, antes de volver a la actividad presencial, han desarrollado un plan de contingencia para adaptar la formación a las exigencias de la pandemia del COVID-19.

La Consejería de Educación y Empleo, a través del Servicio Extremeño Público de Empleo (SEXPE), ha aprobado 64 proyectos, en los que se están cursando 99 especialidades formativas. De ellas, el 88 por ciento son conducentes a la obtención de certificados de profesionalidad.

El SEXPE destina esta edición a este programa casi 29 millones de euros en las 299 localidades en las que se desarrollan. Es un millón y medio más que en la anterior convocatoria debido al incremento del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), que también tiene su repercusión en lo que recibe cada alumnado-trabajador.

Aunque la crisis del coronavirus y las restricciones que marcó el estado de alarma provocó la suspensión presencial de la actividad de las Escuelas Profesionales, han continuado su formación de manera telemática, a través de diferentes plataformas, hasta que hace dos meses comenzaron su vuelta a la actividad presencial. Los proyectos continuarán hasta el mes de diciembre y tienen una duración de un año.

El alumnado seleccionado para cada una de las escuelas desarrolla su programa de formación en alternancia con una relación contractual de formación y aprendizaje por la que percibe una remuneración de 787 euros mensuales, el 75 por ciento del SMI.

Tras este periodo formativo, quienes obtengan una evaluación positiva, podrán acceder a las prácticas no laborales en empresas durante un periodo de dos meses.

El diseño de la parte formativa de estas Escuelas Profesionales fue modificado y ampliado en 2016 para incorporar nuevos módulos que mejorasen la empleabilidad del alumnado. Así, se sumaron los módulos de prevención de riesgos laborales, igualdad de género, sensibilización medioambiental, competencias básicas y genéricas, orientación profesional, fomento de la iniciativa y el espíritu emprendedor y competencia digital.

Como el objetivo de este programa de formación en alternancia con el empleo es que el alumnado salga en condiciones de afrontar retos laborales, emprendiendo actividades que le permitan cumplir sus proyectos vitales y mejorar su entorno, en el nuevo diseño de las Escuelas Profesionales se incluyó la obligación de ir desarrollando a lo largo del curso un proyecto específico emprendedor y transformador, de manera que las personas participantes vayan descubriendo de manera paulatina cuáles son sus capacidades, cómo se articula un proyecto viable y qué importancia tienen cuestiones como la creatividad, la formación y la colaboración en equipo para lograr los objetivos finales.

Las tres convocatorias anteriores de este programa han permitido formar a 4.750 personas, con una alta tasa posterior de inserción laboral, ya que concluido el periodo formativo y de prácticas, el alumnado ya conoce y utiliza el sistema de orientación y asesoramiento continuo del SEXPE, encaminándose así hacia distintas alternativas, bien sea continuar con la formación, la búsqueda de empleo ya con una acreditación de conocimientos y cualificación, o fórmulas de emprendimiento y autoempleo.