Hoy es Viernes 19 de Abril de 2019
BIC
Cultura inicia los trámites para declarar como Bien de Interés Cultural ‘La Cultura del Agua’ de Valverde de Burguillos
  • Publicado: 04/04/2019 17:02
  • por: extremadura.com
  • 456

El Diario Oficial de Extremadura (DOE) ha publicado en su edición de este jueves la resolución por la que incoa expediente para declarar como Bien de Interés Cultural (BIC) ‘La Cultura del Agua’, de la localidad pacense de Valverde de Burguillos, en la categoría de Bien de Interés Etnológico.

Diez elementos se han integrado en esta propuesta: Fuente abrevadero de ‘El Pilar”’; Fuente lavadero ‘El Charco’; Aljibe ‘Fuente Nueva’; ‘La Presa’ y la senda peatonal sobre el antiguo canal que conduce a la fábrica electro harinera San Luis; Fuente abrevadero ‘El Pocito’; Fuente lavadero ‘La Reina’; Molino ‘del Najarrillo’; la Fábrica electro-harinera ‘San Luis’ y dos albercas.

Como consecuencia de la introducción en el campo extremeño de la distribución alimentaria a través de la agroindustria a partir de los años sesenta del siglo XX, un innumerable grupo de inmuebles conectados con los sistemas de producción tradicionales, relacionados con las infraestructuras agroganaderas y con el aprovechamiento del agua, pierde su funcionalidad.

En este contexto, surge una arquitectura que podemos denominar “del agua”, por estar orientada al almacenamiento, la canalización y la gestión de este recurso fundamental. De ese modo, fuentes, albercas, canalizaciones, cocederos, molinos y almazaras forman parte de los elementos antrópicos del paisaje.

Las fuentes tenían un aspecto funcional básico: la recogida de agua de boca para consumo humano y el abrevar al ganado de transporte y de tracción; las albercas almacenaban el agua procedente de los arroyos y regatos y los molinos harineros forman parte de las únicas infraestructuras de transformación de materias primas.

Además, como toda arquitectura de corte vernáculo o tradicional, utiliza los materiales del entorno adatándose así a los condicionantes del mismo.

Así, además del uso del agua (y la organización para su gestión y distribución), estos elementos configuran un importante elemento inmaterial dentro de la cultura popular, a lo que hay que sumar el mantenimiento de un paisaje cultural en torno a estos parajes tan rico en matices.