Carnaval de Badajoz 2019
Hoy es Jueves 21 de Febrero de 2019
UEX
La nueva Facultad de Medicina de la UEX será un edificio vanguardista y respetuoso con el medio ambiente
  • Publicado: 08/02/2019 15:15
  • por: extremadura.com
  • 277

La consejera de Educación y Empleo, Esther Gutiérrez, ha presentado en Badajoz las características de la nueva Facultad de Medicina de la Universidad de Extremadura (UEX). Será un edificio respetuoso con el medio ambiente y con una arquitectura de vanguardia. El proyecto de obras es a cargo del estudio Matos Castillo Arquitectos SLP, al que ha sido adjudicado por 450.725 euros.

“La nueva Facultad de Medicina, el proyecto de la nueva Facultad de Medicina, es el proyecto más importante de las infraestructuras educativas para nuestra región. Es una demanda histórica más que necesaria y así lo entendemos desde la Junta de Extremadura, desde el inicio de la legislatura, cuando creamos una comisión técnica de trabajo entre la Consejería de Educación y Empleo, la Consejería de Sanidad y Políticas Sociales y también la Universidad de Extremadura”, ha explicado la consejera.

Acompañada en la presentación por Beatriz Matos, arquitecta del proyecto; Antonio Hidalgo, rector de la Universidad de Extremadura; Francisco Javier Fragoso, alcalde de Badajoz, y Francisco José Vaz, decano de la Facultad de Medicina, las obras de la nueva Facultad se llevarán a cabo en dos fases y, en global, supondrán unos 18 millones de euros, cofinanciados al 80 por ciento por el fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER).

El nuevo edificio se está diseñando como un espacio único. Cada fase se concibe como una obra completa. Una vez ejecutada la segunda fase, dará lugar al edificio definitivo, tras la conexión de ambos espacios. La superficie total de la nueva Facultad ocupará más de 17.200 metros cuadrados, en una parcela de 16.700 metros cuadrados, y tendrá una capacidad máxima para 4.267 estudiantes. En la primera fase, la capacidad máxima será de 3.284 estudiantes; mientras que en la segunda será de 983 estudiantes más.

“Quisiera destacar la colaboración, la voluntad y el buen trabajo de la comisión técnica de las distintas partes por hacer para hacer todo lo posible para que este proyecto sea una realidad. La Facultad de Medicina de la Universidad de Extremadura hoy en día es una de las facultades más importantes de toda España y nosotros estamos realmente orgullosos de que eso sea así”, ha explicado Esther Gutiérrez.

“Entendemos que deben contar con instalaciones del siglo XXI y nosotros, como Administración, tenemos la obligación de ofrecer los recursos y los medios necesarios para que la formación se pueda desarrollar de la mejor manera posible y que la enseñanza sea de calidad y, en ese sentido, es muy necesario contar con unas infraestructuras modernas y adaptadas a las necesidades del siglo XXI.

Estamos convencidos de que este proyecto cumplirá con las expectativas que todos tenemos para esta nueva Facultad de Medicina en Extremadura”, ha remarcado la consejera.

FASES DE LA NUEVA FACULTAD

La primera fase del proyecto es un edificio de tres plantas, completamente accesible; dispondrá de 38 aulas, así como biblioteca, salón de actos, sala de grados, cafetería, zonas para despachos, aseos y vestuarios, entre otros espacios. La superficie de la fase I es de 9.619 metros cuadrados.

El proyecto cuenta con un vestíbulo-atrio central, al que se enfocan todos los espacios docentes y que se extiende como una gran zona común. Además, contará con una serie de zonas ajardinadas y de plazas, que generarán espacios abiertos, amplios y luminosos.

La nueva Facultad de Medicina será un edificio con una arquitectura de vanguardia. En concreto, arquitectura bioclimática, que introduce novedosos conceptos de diseño, como son los sistemas de lamas y celosías en las fachadas, que protegen frente a los cambios térmicos y a la exposición solar directa.

El edificio dispondrá del denominado sistema “free-cooling”, para conseguir el máximo aprovechamiento de la temperatura del aire exterior y minimizar el consumo de energía. Tendrá bombas de calor de alta eficiencia y dispondrá de un sistema de aerotermia, un método de climatización eficiente con recuperación de calor para producir agua caliente sanitaria. Tendrá iluminación led de bajo consumo, así como una protección acústica especial para conseguir un mínimo impacto del ruido en las aulas y en las zonas comunes.

La fase II de la nueva facultad albergará los distintos departamentos, como son Cirugía, Farmacología, Fisioterapia, Psiquiatría, Microbiología y Enfermería, entre otros. El edificio de la fase II es una torre de ocho plantas más la planta baja, con una superficie de 7.589 metros cuadrados.

UN DISEÑO DE VANGUARDIA

En el diseño de la nueva Facultad de Medicina se ha tenido muy en cuenta el respeto por el medio ambiente y el bienestar de los futuros usuarios. Así, para la apertura de huecos en las fachadas se ha realizado un detallado estudio de las posiciones solares en las distintas estaciones y franjas horarias.

Esto, unido a un diseño atractivo y actual, permite un mayor aprovechamiento de la energía lumínica y calorífica del sol que, a su vez, redunda en una menor demanda energética.

La utilización de materiales de gran inercia térmica en determinadas zonas en del edificio permite se acumule y mantenga el calor en invierno. En las plantas primera, segunda y tercera, la fachada del edificio de la fase I se resuelve con un sistema de huecos y una celosía cerámica al exterior. La dimensión de los huecos se ha diseñado para garantizar una correcta iluminación y protección solar. La fachada de la fase II sigue el mismo esquema, pero con un sistema de lamas verticales.

Del mismo modo, se ha procedido a un estudio de los vientos que soplan en el solar donde se construirá la nueva facultad. Así, se ha decidido cuál será la ubicación idónea de la edificación para ofrecer abrigo en condiciones de invierno, la disposición de barreras vegetales a los vientos dominantes y para asegurar una correcta ventilación natural por succión de forma controlada y constante en verano, con el consiguiente ahorro energético en ventilación y climatización del edificio.

Por tanto, los criterios técnicos bioclimáticos se han unido al diseño arquitectónico a la hora de elegir la correcta posición de ambos edificios.

El uso de sistemas de captación de energía solar y acumulación de agua caliente en cubierta conllevará, a su vez, un mayor ahorro en cuanto a la demanda energética necesaria para suministrar el agua caliente.

Con estas medidas se estima una reducción del consumo energético del edificio, buscando así la consecución de la certificación energética A.

El estudio de arquitectos adjudicatario está desarrollando el proyecto de obras. Tienen hasta mayo para entregarlo. Después, tras supervisarlo y constatar que todo está correcto, la Consejería de Educación y Empleo pedirá la licencia de obras al Ayuntamiento de Badajoz para, finalmente, iniciar el procedimiento para la licitación de la obra de la primera fase. El plazo de ejecución de la obra de esta fase es de 24 meses.

“El inicio de las obras está calculado, aproximadamente, para abril de 2020, después de toda la tramitación de la licitación de la obra en sí. Ése es el compromiso de inicio de la primera fase de la facultad”, ha concluido Esther Gutiérrez.